Inicio»Local»Carecen féminas de acceso a la justicia

Carecen féminas de acceso a la justicia

0
Compartidos
Google+

El actuar de la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam), y de la Secretaría de Educación (Seduc), que desde hace cuatro años tienen conocimiento del abuso sexual hacia una menor por parte de su maestro, quien continúa libre, deja en claro que por actos de impunidad las mujeres no tienen garantizada una vida libre de violencia, ni el acceso a la justicia, lamentó el Observatorio de Violencia Social y de Género en Campeche (OVSGC).

Al conmemorarse hoy el Día Internacional de la Mujer, Karla Lezama, quien forma parte del observatorio, indicó que la fecha no es para generar una celebración, sino para hacer recordatorio de que todavía falta garantizar los derechos de las féminas, especialmente para tener una vida libre de violencia.

“Actualmente, varias instituciones siguen trabajando bajo la impunidad, y aunque  autoridades e instituciones de la entidad insistan en que las mujeres tienen acceso a vidas plenas, la realidad es otra”.

Así aconteció con una niña y su madre, quienes desde hace cuatro años exigen justicia, luego de que la menor fuera víctima de abuso sexual por parte de su maestro de primaria, asentó.

Lezama comentó que el sujeto M.A.P. sigue en libertad, e impartiendo clases a otras niñas y niños, sin importar las acusaciones por pedofilia que enfrenta; “es indignante e irreal que las instituciones no garanticen la seguridad de la afectada, y de decenas de niños que son sus estudiantes”.

Y a pesar de haber sido detenido dos veces, reprochó, enfrenta el proceso en libertad, debido a que el abuso sexual infantil en Campeche no es considerado un delito grave.

La decisión de dejar libre al acusado se basó en que la Fiscalía realizó una deficiente investigación, pues entre otras omisiones, ignoró los datos aportados por la madre.

Argentina Casanova Mendoza, por su parte, destacó que pasaron dos años para que los juzgados resolvieran a favor de la menor abusada, siendo notificada en el 2016, cuando la mamá obtuvo dos recomendaciones de la Codhecam que reconoce las graves violaciones que sufrieron por la negación de justicia y el daño a su menor hija.

Inclusive, instruyó a la Seduc a que el docente no esté frente al grupo, y que recibiera apoyo psicológico, pero hasta la fecha es todo lo contrario.

Noticia anterior

Piden retirar basura del Jardín “Muñoz”

Siguiente noticia

Asigna Comuna obras a panistas