Inicio»Local»Acusan a elementos de la PEP de abuso

Acusan a elementos de la PEP de abuso

0
Compartidos
Google+

Por abuso de autoridad y lesiones dolosas fueron denunciados ante el Ministerio Público el jefe de sector y oficiales de la Policía Estatal Preventiva (PEP) de las unidades 429 y 329, por los reporteros Humberto Manuel Hernández Curmina y Jorge Sosa Pérez.

Los quejosos acudieron a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Campeche (Sspcam) para presentar su queja ante el Consejo de Honor y Justicia, y harían lo propio ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos; también se querellarían en la delegación de la Procuraduría General de la República.

“No es la primera vez que nos agreden, este comandante es muy agresivo. Fuimos tratados peor que unos ladrones, a mí me quitaron mi celular, y gracias a la gente lo recuperé”, relató Hernández Curmina ayer por la madrugada, tras interponer formal querella junto con Sosa Pérez.

El Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam) integró el acta circunstanciada AC-2-2017/7452 por los delitos antes descritos. Los afectados afirmaron que los golpearon, intentaron detener, robar un celular, e impedir su labor periodística.

Los hechos ocurrieron cerca de las 21:30 horas del miércoles 10 de mayo, cuando fue reportado el apuñalamiento de una persona del sexo masculino en la avenida CTM.

Al llegar los representantes de los medios de comunicación, encontraron al lesionado que era auxiliado por la PEP, y no había llegado el personal de la Cruz Roja.

Según relataron, el área no estaba acordonada, como lo debió realizar el primer respondiente, que en este caso es la PEP. Al estar tomando imágenes, el jefe de sector, de apellido España, empezó a empujar a los reporteros para que se hicieran para atrás.

Llegaron los socorristas, quienes brindaron auxilio al lesionado. Entonces, los uniformados de negro empezaron a arremeter contra los reporteros, argumentando que dejaran trabajar a los paramédicos, a pesar de que los representantes de los medios de comunicación estaban a prudente distancia.

En videos grabados por los mismos afectados, se podía apreciar a ciudadanos que estaban de observadores en la escena del crimen, y no los reporteros. De pronto, empezaron los empujones y a uno de ellos le aplicaron una llave de brazo, e intentaron quitarle su celular. Al otro lo aporrearon contra la ambulancia. Tras varios segundos de forcejeo, los dejaron.

“Este tipo de elementos son los que manchan la imagen de la SSP, y no deben prestar servicio a la ciudadanía; pedimos justicia”.

Noticia anterior

Destruye PGR droga, minicasinos y piratería

Siguiente noticia

Recortaron 43% apoyos a pesca