Inicio»Local»Adicción a videojuegos afecta a niños y adolescentes del Estado

Adicción a videojuegos afecta a niños y adolescentes del Estado

0
Compartidos
Google+

El “trastorno del juego” o “desorden del juego”, que se incorporó a la lista de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIM), ya causa afectaciones en niños campechanos, que desde los cuatro años de edad se convierten en adictos a los videojuegos, alertó una especialista del Hospital de Psiquiatría en Campeche.

Isabel Alejandra Camacho Coquet expuso que la adición a los videojuegos o juegos digitales es real, y debe tener sintomatología para considerarse como trastorno. “Debe cumplir ciertos criterios, como que jugar constantemente llegue a ser tan intenso que empieza a dificultar las actividades diarias de la persona”.

Además, provoca deterioros de otras actividades de la vida diaria y daños en las relaciones interpersonales y problemas con amigos y familiares, sobre todo en menores de edad, cuando no atienden al padre, madre o tutor. También, dejan de realizar actividades que antes hacían, se aíslan de los demás, bajan las calificaciones y hay dificultades de concentración en los deberes.

Tales características empiezan a llamar la atención, porque se modifica el comportamiento que antes se tenía. Regularmente, en los adultos las cuestiones de dependencia se agudizan en seis meses, pero en adolescentes y niños a partir de los tres meses se puede sospechar que enfrentan el “gaming disorder”, y deben ser tratados.

 

AFECTAN LA CONDUCTA

En el Hospital de Psiquiatría de Campeche no se ha otorgado   atención directa por este trastorno, pero ha sido posible detectarlo mediante otros padecimientos, es decir, el paciente acude por otra situación, sobre todo por enfrentar trastorno de conducta.

Camacho Coquet, quien es también jefa de Enseñanza, mencionó que cuando acude el paciente, su familiar es el primero en decir mediante las entrevistas que se pasa largas horas en los videojuegos, y ya no sabe qué hacer con ello. Es entonces cuando se otorga el tratamiento.

“Se ha comprobado que la situación no sólo prevalece en adolescentes, sino también en niños, debido a que cada vez tienen más facilidades para acceder mediante el Internet, especialmente con teléfonos celulares, además de que algunos juegos  son gratis, y nadie los regula”.

Niños desde los cuatro años de edad ya están exigiendo un Ipad, tablet o cualquier aparato electrónico para acceder a Internet, y por la permisividad de los papás se acrecienta el problema.

“Quienes son propensos a la adición son aquellos con dificultades para aplazar la recompensa, pues les cuesta trabajo que les digan ‘dentro de tantos días se te va a comprar esto’. Están constantemente queriendo que sea antes y, en tanto, no pueden controlar el impulso o frustración”.

Otros factores que influyen son el ambiente familiar, sea en algún lugar donde no se pueda desenvolver bien el niño o el adolescente, o bien existan problemas de disfunción familiar o que se esté separando la pareja.

Cuando el adulto no brinda suficiente atención al menor y no le motiva a hacer otras actividades, le es más fácil sustituir su función al entregarle un aparato. Y enfrentar acoso escolar puede llevarlo a querer vivir en un mundo virtual. El problema es que tales situaciones podrían conllevar a conductas suicidas, pues las causas son similares a este problema de salud mental.

 

PUEDEN SER NOCIVOS

La Entertainment Software Association —Asociación de Software de Entretenimiento— (ESA, por sus siglas en inglés) negó que los videojuegos sean adictivos, y se opone a que se les ponga una etiqueta de advertencia, aunque se ha probado que pueden causar problemas reales de salud mental como la depresión y el trastorno de ansiedad social.

Camacho Coquet enfatizó que los videojuegos en sí no son malos, el problema es cuando no son los apropiados para cierta edad, y su abuso.

En las etiquetas se indica  el contenido y qué edad del niño es acorde para el juego, pero el problema se debe enfocar en cuánto tiempo se juega y la razón del porqué la persona está  obsesionada.

Para evitar que sea una adición y que genere un trastorno, los padres de familia o tutores deben poner reglas, establecer horarios que se pueden negociar dependiendo de la edad del niño o adolescente.

“Debe haber un equilibrio entre sus deberes y otras actividades recreativas y al aire libre, que resulten interesantes, y el videojuego. Lo ideal es que no sea más de 30 minutos al día, que se vea como un premio por haber cumplido las tareas escolares y un tiempo en familia”.

 

Recomiendan disciplina ante las tecnologías

El director del Hospital Psiquiátrico de Campeche, Saúl Arroyo Rodríguez, dijo que los niños menores de tres a cuatro años adquieren una habilidad con las tecnologías, pero los padres de familia o tutores deben tener el control y establecer la disciplina, porque finalmente la tecnología irá avanzando.

Hay que ir trabajando desde edades tempranas contra este tipo de situaciones que no se tenían en el pasado —añadió—, y hay enfermedades relacionadas con los casinos y apuestas: la ludopatía u obsesión por el juego de azar.

Es algo patológico que genera un problema más en la funcionalidad de la persona, se ha estado trabajando, pero las atenciones por pasar largas jornadas en los juegos virtuales, han aumentado en los últimos dos años.

No todos los niños pueden llegar a tener este tipo de comportamiento. Hay una vulnerabilidad biológica, cerebral y neuroquímica, es como cualquier tipo de adicción de sustancias o actividades que los hace más vulnerables y, por ende, algunos son susceptibles a una dependencia.

Arroyo Rodríguez sugirió no actuar bruscamente contra la persona, sobre todo en aquellos casos en que los padres ya perdieron el control, porque al querer retirarles el videojuego o desconectarles el Internet pueden surgir reacciones como pataleos, agresiones o daños a su cuerpo. “No se les puede confrontar, lo ideal es evaluar al menor, esperar y actuar poco a poco”.

El que la enfermedad ingrese a la lista de la OMS, permitirá tener mejor panorama para usar técnicas específicas para contrarrestarla.

Noticia anterior

Tras las rejas acusado de violar a niña

Siguiente noticia

Continuará el frío, advierte la Seproci