Tribuna Campeche

Diario Independiente

No procede demolición, aclara INAH

Da click para más información

Es absolutamente falso que se niegue al  propietario de un inmueble histórico los permisos para remodelar, pues nunca se han acercado y ni siquiera existe expediente o registro, expresó el jefe del Departamento Jurídico del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Campeche, Jorge Alberto Aguilar Montero, al recordar que no se puede intervenir en casas a punto de colapsar sin la autorización del dueño.

Pese a que en días pasados se desplomó la barda de una de las casas históricas abandonadas en la calle 47 del barrio de Santa Ana, indicó que el INAH no puede intervenir para restaurar el inmueble, por ser propiedad privada. Tampoco puede ingresar a verificar.

Se envió citatorio a la propietaria y la semana pasada se mandó oficio a la Secretaría de Protección Civil (Seproci), y aún no hay respuesta.

Hay unas 50 casas construidas en los siglos XVI y XIX deshabitadas y en pésimas condiciones. Están en el Centro Histórico, San Román, Guadalupe, San Francisco, parte de Santa Ana, Santa Lucía y la Ermita.

El padrón compete a la Dirección Desarrollo Urbano y Planeación del Ayuntamiento, que es la que sanciona por abandono de predios y terrenos.

La Ley de Monumentos de Campeche señala que es obligación del propietario o propietarios dar mantenimiento a las casas antiguas, pero primeramente deben acercarse al INAH con proyecto de restauración, para poder autorizar.

La institución interviene cuando se trata de  propiedades federales, como fuertes, baluartes y la Catedral, al ser propiedades de la nación. Sería idóneo considerar en la ley las lagunas, para resolver problemas.

Cada año el INAH en Campeche atiende 350 expedientes para proyectos, y sólo  330 proceden. El resto no es avalado por inconsistencias, dijo, y reiteró que no procede demoler casas antiguas o abandonadas.

Piden vecinos derruir casas a punto de caer

Preocupados por su integridad y la de sus familias, vecinos de la calle 47 esquina con Tamaulipas pidieron de nueva cuenta al Ayuntamiento, al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y a la Secretaría de Protección Civil (Seproci) demoler una casa a punto de colapsarse, sólo usada por delincuentes.

Rosario Pérez, Manuela Canto Báez, Eloyda Chan Canales, Rubén Arturo Castro Xiu y Evaristo Soberanis Alcalá, entre otros, exigieron a las autoridades intervenir de inmediato, porque el inmueble abandonado hace más de 10 años representa peligro.

Las secretarías de Protección Civil estatal y municipal se limitaron a colocar un cinta amarilla para evitar el ingreso al inmueble, aparentemente construido entre los siglos XVI y XIX. Los amantes de lo ajeno se ocultan en el interior sin importarles sus vidas, y consumen estupefacientes. Otros entran para sostener relaciones sexuales.

Castro Xiu y Chan Canales comentaron que lo que más les preocupa es que el inmueble caiga, pues se desmorona a pedazos y representa peligro para conductores y transeúntes.

En la cuadra que abarca las calles Tamaulipas y Veracruz, entre Brasil y la 45 hay cuatro casas abandonadas en pésimas condiciones. Pidieron la intervención del gobernador Rafael Alejando Moreno Cárdenas ante la ineptitud de otros funcionarios, previendo que las lluvias contribuirán a reblandecer los cimientos y pudiera ocurrir una tragedia.

Las denuncias están en redes sociales, expusieron, pero antes se llamó a Protección Civil, y dicen que debe reportarse al INAH, que le lanza la pelotita al Ayuntamiento.