Inicio»Local»Bernardino Dzul, 30 años en el oficio de resanar techos

Bernardino Dzul, 30 años en el oficio de resanar techos

0
Compartidos
Google+

“El impermeabilizar los techos de nuestras viviendas nos permiten protección, primero contra el intenso calor que estamos padeciendo y segundo contra las lluvias que generan humedad y provocan daños a las estructuras de nuestras casas”, afirmó Bernardino Dzul Villarreal, con más de 30 años en el oficio de resanador de techos.

Dzul Villareal recomienda a los campechanos, ante los cambios extremos climáticos que se viven, “aplicar protección extra al hogar”, pero equivocadamente lo primero que pensamos es que la impermeabilización de los techos y paredes debe ser contra la humedad, ante la época de lluvias, pero hay una percepción acertada y a la vez equivocada de ello.

Estamos en el tiempo justo, dijo, de proceder a la aplicación de impermeabilizante a los techos y paredes de nuestras viviendas o negocios, porque están por caer las lluvias. Podemos tomar las medidas correctivas para evitar las filtraciones de agua, lo más molesto es cuando hay un aguacero intenso.

Sin embargo, la aplicación de esa protección conlleva un intenso trabajo, que inicia desde temprana hora del día. Primero hay que proceder a la limpieza total del techo y paredes, eliminar todo polvo que impida una adecuada adherencia del impermeabilizante.

Después detectar los puntos “inflados” del calcreto, donde la humedad ya causó daño, levantarlo, limpiarlo y retirar todos los puntos donde pudiera acumularse agua y por ultimó aplicar la protección.

“Te has fijado, dijo Dzul Villarreal al reportero, hay impermeabilizantes rojos y blancos y antes habían hasta negros y pocos saben cuál es su finalidad. Aquí la mayoría de los techos son protegidos con los de color rojo, es bueno, pero no lo mejor”.

“El color determina el efecto de temperatura que se dará a la construcción. Se protege contra el agua pero a la vez del calor, y hoy, ante las temperaturas superiores a  40 grados que padecemos en Campeche es de tomarse en cuenta”, dijo mientras trabajaba bajo los intensos rayos del sol.

“Unos 45 pesos por metro se cobra para aplicar el impermeabilizador, son unos 25 metros por cubeta, que varía en precio, entre los mil 150 pesos y mil 400 pesos, según la marca, es una inversión que vale la pena”, aseguró.

La decisión más importante, dijo, es elegir entre el impermeabilizante rojo o blanco. Hay sus razones: “Con el blanco lograrás que se refleje el calor. Logras que la temperatura en el interior de la vivienda sea menor y más fresca cuándo la temperatura sea alta”.

Noticia anterior

Impulsa CEEC actualización de personal de enfermería

Siguiente noticia

Repunta visita a balneario