Inicio»Local»No hubo desabasto de carnes rojas; el rastro será reabierto

No hubo desabasto de carnes rojas; el rastro será reabierto

0
Compartidos
Google+

El cierre temporal del Rastro Municipal desde la tarde del martes no significó desabasto de carnes de res y cerdo en la capital, pues los introductores trajeron cerdos sacrificados de Yucatán, aunque los tablajeros exigieron que el Ayuntamiento tome el control de esas instalaciones y se lo quiten a los trabajadores sindicalizados de Manuel Alfredo Bonilla Carrillo.

“Antes sacrificaban a los animales a las 11 de la noche para tener carne fresca todos los días, y ahora, cumpliendo los caprichos de los sindicalizados, matan los cerdos a las 10 de la mañana de un día antes de la venta, y por eso nuestro producto bajó mucho de calidad. Hay mal manejo y los cuartos fríos no sirven”, denunció Manuel Jesús Oreza Echeverría, con 40 años dedicado a la actividad.

El carnicero Diego Ávila Casanova exigió resolver a la brevedad la situación del rastro, pues todos saben que está “100 por ciento tronado” y la situación es insalubre. Se tuvo un rastro nuevo y se dejó caer, porque no le dieron el mantenimiento correspondiente. Las anteriores administraciones se robaron el dinero.

El tablajero Rafael Rodríguez lamentó que además de que traen a funcionarios yucatecos, ahora cierran el rastro en lugar de repararlo, para que se compre todo el cerdo, los pollos y las gallinas de Yucatán. Que dejen de grillar y que de una buena vez se pongan a resolver los problemas que hay en el rastro y en el mercado principal, pues ambos inmuebles están abandonados, señaló.

El vocero del Ayuntamiento de Campeche, Alejandro Gasca May, confirmó el cierre temporal del Rastro Municipal por las pésimas condiciones en las que se encontró, por la irresponsabilidad de las anteriores administraciones. Tenemos instrucciones de que este miércoles se puede comenzar a operar con lo básico, y ya se cuenta con un veterinario para constatar la sanidad de los animales que sean sacrificados, indicó.

Transcendió que el exsubdirector del rastro, Manuel Cu Che, puso a funcionar un cuarto frío al interior de ese lugar al principio de la administración municipal anterior, el cual se fue deteriorando por el uso, pero que cuando entregaron el rastro a las nuevas autoridades el lugar funcionaba con carencias, pero se podían hacer los sacrificios.

Noticia anterior

Avanzados 95% de casos de cáncer que recibe CEO

Siguiente noticia

Se aliaría izquierda en Congreso local