Inicio»Local»Vencer el cáncer sí es posible

Vencer el cáncer sí es posible

0
Compartidos
Google+

“Luchar contra el cáncer es una batalla titánica, mas no imposible; el destino a veces depara una segunda oportunidad, y entonces la vida comienza cuando te das cuenta que sólo tienes una”, aseguró Candelaria Guadalupe Mex Rodríguez, al recordar parte del camino recorrido en sus tratamientos.

En Campeche el cáncer de mama, que enfrentó, mata a 30 mujeres al año. Lupita, como le llaman de cariño, es una de las supervivientes. Con 60 años de edad compartió su experiencia para que nadie más pase por esta situación. Un día cuando me bañaba como de costumbre, relató, detecté un pequeño grano cerca de la aureola del seno. El médico la exhortó a solicitar una mastografía, pues habían pasado casi seis años de que se la efectuaron.

El diagnostico no resultó favorable, y para salir de dudas se procedió a una biopsia, que confirmó el cáncer de mama. Un nudo en la garganta le impidió hablar. Sólo pensaba cómo se lo iba a decir a su familia, hijos, nietos, esposo…

La recomendación fue iniciar pronto  los  tratamientos para evitar que el cáncer avanzara, por lo que hizo los trámites para la  batalla en el Centro Estatal de Oncología (CEO) en 2014.

En un principio el dolor por las quimioterapias, los múltiples medicamentos para destruir las celular cancerosas, la falta de apetitito  y la caída del cabello la arrumbaban en el desánimo pero gracias a médicos, enfermeras, radiólogos, trabajadores sociales y psicólogos incluso guardias y personal de intendencia superó el desánimo.

“Cuando caía en la tristeza no quería regresar a las consultas. En cada visita lloraba y mi esposo casi forzadamente me llevaba a seguir mis tratamientos. Siempre me decían que no hay que ver como una amenaza al CEO, sino como un lugar para buscar mejoría, y entonces mi visión cambió. Me sentí de nuevo niña en manos de todo mundo, tenía que salir adelante y no victimizarme”.

Gladys Mora Paredes, quien pronto cumplirá  48 años de edad, y desde 2016 fue diagnosticada con cáncer de mama, es otro ejemplo de superación. Insistió en cuidar el cuerpo y estar muy pendientes. De sentir que algo va mal, no quedarse con una primera opinión.

Llegó a la  Unidad de Especialidades Médicas de Detección y Diagnóstico de Cáncer de Mama (Uneme-Dedicam) con cáncer de mama etapa III, la más complicada y con pocas probabilidades de supervivencia. Le realizaron cuatro quimioterapias, una mastectomía radical y la radioterapia para acabar con las células malignas. Después de un año de tratamientos en el CEO fue dada de alta y ahora permanece en vigilancia, que durará cinco años para estar al tanto de que no regrese la enfermedad.

Ambas coinciden en que “el cáncer sí tiene cura. Nunca es tarde para dar la batalla, y aunque te pinten el peor de los panoramas, siempre habrá una esperanza.

Noticia anterior

Pide Salud elevar en 15% su presupuesto

Siguiente noticia

Causará la CFE más desempleo