Tribuna Campeche

Diario Independiente

Miles en panteones; al final saldo blanco

Da click para más información

Miles de campechanos abarrotaron ayer los cementerios de Santa Lucía, San Román, Samulá y Siglo XXI para llevar flores, velas, veladoras, comida, orar y recordar a sus seres queridos, en una jornada que concluyó con saldo blanco, según autoridades de Protección Civil.

Aída Rosa Martínez Carrillo pasó un viernes diferente, al visitar a sus padres Enrique Martínez Pérez y María Alicia Carrillo Pérez, que desde los últimos años descansan en el cementerio de Santa Lucía. Aprovechó para platicar con ellos y limpiar la tumba.

Como Aída, miles de campechanos acudieron a los cementerios de la ciudad en la celebración de los Fieles Difuntos. Llevaron flores, prendieron velas y veladoras y limpiaron las tumbas. Hubo cantos, rezos y caras de nostalgia, melancolía, añoranza y evocación. Recordaron alegrías, tristezas, excentricidades, bromas y carácter de los ausentes a perpetuidad.

El panteón de Santa Lucía fue el que más visitantes recibió. Desde las ocho de la mañana, cuando abrieron las rejas, cientos  de personas entraban y salían. Llevaban flores y veladoras a sus fieles difuntos. El pasillo principal permaneció abarrotado, y pasado el mediodía Pablo Kuc Chable, encargado del lugar, confirmó que hubo buena afluencia “aunque un poco menos que en otros años”.

“Recogimos muchas bolsas de basura, porque la gente deja sus desechos en las tumbas de sus familiares, pese a que fueron habilitados botes para evitar el tiradero de desperdicios”, indicó.

Se notó la presencia de personal de la Policía Estatal Preventiva de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Campeche y de Protección Civil en rondines, y mantuvieron bases operativos en todos los panteones, para atender de inmediato las quejas. No hubo ningún reporte de accidente, desmayo o hecho delictivo.

Doña María Dominga Koh Hernández, acompañada de un familiar, se encontró en Santa Lucía con un limpia tumbas de lujo, Ángel Chan,  el boxeador campechano mejor conocido como Chaneke. Reveló que desde los 12 años hace esa labor. “No todo es el ring, es una forma honrada de ganarse la vida”, expresó, y dibuja una sonrisa.

Otro ‘limpia tumbas’, Brandon Adonay, de 18 años, confirmó que en tres días de trabajo puede juntar hasta dos mil pesos, “pero eso sí, hay que aplicarse pintando los libros, cambiando el agua y limpiando las tumbas. Es un trabajo interesante, que hago desde los ocho años”, expresó.

Las calles aledañas a Santa Lucía estuvieron abarrotadas, por lo que fue necesaria la presencia de policías para facilitar la circulación vehicular.

El cementerio de San Román registró regular afluencia, que afectó al mediodía una pertinaz llovizna, y se reactivó después de la hora de la comida. La familia Berzunza Cach cambió las flores marchitas por nuevas, colocó veladoras y aprovecharon para un rato conviviendo con sus seres queridos muertos.

En Samulá la afluencia incrementó después del mediodía, lo mismo que en Siglo XXI, pero mucho menor que en años anteriores. En los cuatro camposantos hubo presencia policiaca.