Inicio»Local»Prevén en entidad inestabilidad social

Prevén en entidad inestabilidad social

0
Compartidos
Google+

El Poder Judicial del Estado advierte de una inestabilidad social si el Congreso local no aprueba un presupuesto acorde a lo que marca la Constitución Política de Yucatán, pues al carecer de recursos la población empezaría a “hacerse justicia por su propia mano”.

Melba Angelina Méndez Fernández, presidenta de la Comisión de Administración del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, acudió ayer con varios magistrados al edificio del Poder Legislativo para “cabildear” con los integrantes de la Comisión de Presupuesto, Patrimonio Estatal y Municipal un presupuesto mayor a los 700 millones de pesos.

El  artículo 64 de la Constitución del Estado, precisó, dice que el Poder Judicial tiene derecho a un dos por ciento del gasto programable del Estado… también señala que hay un irreductible, es decir, de lo que nos dieron el año pasado no puede reducirse.

“Abordamos conflictos familiares, penales, mercantiles, civiles, adolescentes, mediaciones, órdenes de ejecución las 24 horas los 365 días del año y de protección hacia mujer. Tenemos 17 centros de justicia en todo el Estado, entonces no puede ser que al Poder Judicial no se le tome en cuenta”, aseveró.

Por mandato de la Constitución el Estado se debe asignar al menos el dos por ciento del presupuesto estatal. Esto se traduce en que para 2019 el presupuesto mínimo para el Poder Judicial debe ser de 790 millones de pesos.

Posteriormente y a través de un comunicado, el Poder Judicial manifestó la urgente necesidad de contar con un presupuesto acorde a las exigencias de la sociedad y del crecimiento de sus responsabilidades y número de asuntos que llegan a sus juzgados, todos de importancia, al tratarse de resoluciones que impactan en la vida diaria de los ciudadanos.

“Una situación diferente o aún peor, en la que el presupuesto sea menor al no considerarse la inflación prevista para este año, pondría en riesgo los servicios que brindamos y la estabilidad de nuestros trabajadores, y nos obligaría a cancelar proyectos de urgente necesidad como son la apertura de nuevos juzgados. Esto nos pondría entre la espada y la pared para poder responder a los ciudadanos y cumplir nuestros deberes constitucionales”, cita el texto.

Noticia anterior

Ciencia, cultura y medio ambiente carecen de apoyo

Siguiente noticia

Celebran a Martha Arteaga