Tribuna Campeche

Diario Independiente

Alza en los precios de pescados y mariscos

Da click para más información

Los precios de pescados y mariscos podrían aumentar a partir del miércoles, al iniciarse la Cuaresma, estimaron locatarios de la zona húmeda del mercado Pedro Sáinz de Baranda. Es el periodo en que se observa mayor demanda y en ocasiones se presenta escasez.

Una tonga de pescados que se pueden conseguir durante casi todo el año en 50 pesos, pueden observar un incremento de hasta el 100 por ciento. El camarón que oscila entre 150 y 180 pesos puede rebasar los 200.

Los locatarios Miguel Cotaya Sánchez, Ángel Chan y Mauricio Mena explicaron que los incrementos los deciden los pescadores. El argumento anual es la escasez. La gente por ser Cuaresma busca comer cosas alternas a la carne, y repercute también el encarecimiento en los precios de los combustibles, que no se han detenido.

Desde la primera semana de la Cuaresma hacia la adelante, los precios de los pescados resiente un incrementa de casi el doble en relación con los que se tienen durante el año.

Esta situación nos afecta como locatarios, porque la gente reduce sus compras o no compra. Tenemos que invertir más y las ganancias disminuyen. La realidad es que tenemos que pagar más y repercutirlo en los clientes, que se quejan por los altos costos que alcanzan los productos marinos.

Chacchí y pargo son las especies de pescado más demandadas. Le siguen los más finos como robalo, pargo mulato y boquinete, cuyo precio puede duplicarse. Por el chacchi te dan una tonga de cinco o seis piezas en 50 pesos, y un pargo mulato o un robalo llega a costar entre 100 y 150 pesos el kilo.

El kilo de camarón pacotilla cuesta 150 pesos y de empanizar entre 180 y 200. El de línea se consigue en 250. Con el inicio de la Cuaresma los precios se incrementan considerablemente. Es una inocultable realidad, que no beneficie a los locatarios, indicaron.

El presidente de la Unión de Introductores y Procesadores de Aves del Sáinz de Baranda, Oscar Quijano Torres, confirmó que hasta el martes el pollo se podrá comprar en 40 pesos el kilo, y a partir del miércoles se espera un pequeño ajuste.

Realmente para nosotros la Cuaresma no significa una reducción en las ventas, porque la gente por la situación económica ya no respeta las costumbres de la Iglesia Católica. Se come con lo que alcance el salario, indicó.