Inicio»Local»Reciben católicos la cruz de ceniza

Reciben católicos la cruz de ceniza

0
Compartidos
Google+

“Arrepiéntete y cree en el Evangelio”, proclamaron ayer los sacerdotes católicos en iglesias, parroquias y capellanías de la ciudad, donde los feligreses campechanos acudieron a que les pusieran la cruz de ceniza en la frente, como símbolo de conversión y del inicio de la Cuaresma.

En Catedral, el diácono Guillermo Barrera Reyes indicó que este día puede ser un buen inicio para la vida de cada uno de los creyentes, porque todos cantan a viva voz misericordia Señor, hemos pecado, debido a que no todos reconocen sus errores e incluso cuando alguien quiere corregirlo, la persona se molesta.

Hoy nosotros reconocemos nuestros pecados, y esto es de grandeza, porque de esa manera Dios puede ayudar, pero debemos entender que necesitamos ser sencillos y humildes, no presuntuosos ni soberbios. El Evangelio no sólo habla de la generosidad, porque no sólo es dar sino saber dar, y lo difícil es hacer bien, expresó.

Todos necesitan dar un plus con más fuerza, explicó. Se puede comenzar al saludar a las personas y al otorgar limosnas, pero no se trata de presumir las acciones buenas, sino hacerlo de corazón, porque nos nace y no para demostrarle a los demás.

Barrera Reyes invitó a los creyentes a transformar sus vidas para que Dios les dé la oportunidad de presentarse ante él en cualquier momento. Por ello también en estas fechas es necesaria la limosna, el ayuno y la oración. Prepararse para el encuentro con él Señor y dar en abundancia la fe.

Dios está en nuestro corazón, sostuvo, por eso con la alegría con la que participamos en estas actividades, lo hagamos toda la vida. No anunciemos lo que hagamos, sólo Dios puede saber lo que verdaderamente hay en el corazón, por eso hagamos un compromiso que no necesariamente tiene que saber el mundo, expresó.

Los templos católicos ofrecieron servicios litúrgicos y misas durante todo el día, para atender al mayor número de personas que acudieron a que les impongan la cruz de ceniza, y recordar que “polvo eres y en polvo te convertirás”, al mismo tiempo que con ello marcaron el inicio de la Cuaresma o 40 días de ayuno, abstinencia y penitencia, como lo hizo Jesús en el desierto, y que culminará el 18 de abril, previo al Domingo de Ramos.

Noticia anterior

Aumento en feminicidios, considera el Observatorio

Siguiente noticia

Mal inicio de temporada de pescados y mariscos