Tribuna Campeche

Diario Independiente

Reacomodan espacios en centro de abasto

Da click para más información

Debido a que algunos locatarios y los llamados “huacaleritos” no respetan las medidas reglamentarias para una mejor afluencia en los pasillos, el Ayuntamiento de Campeche a través de la Dirección de Administración del Mercado Principal “Pedro Sáinz de Baranda”, llevó a cabo la alineación de los espacios y descacharrización.

A las siete de la noche de ayer, personal de la Comuna encabezado por el administrador del centro de abasto, Víctor Aguirre Montalvo, emprendió una serie de acciones que consistió en verificar el área destinada a cada negocio aledaño a los accesos.

Durante el recorrido se constató que varios incumplían con el reglamento como el respetar la distancia de 60 centímetros de la pared hacia el frente, pues ocupaban de 70 a casi 80 centímetros, y de aquellos con mesetas, a su alrededor colocaban sus productos incluso bolsas de basura.

Mientras unos rectificaban las medidas, otros realizaron acciones de limpieza como fumigación para eliminar las cucarachas que salían debajo de las cajas y costales cuando estos eran removidos para el trazo de la línea amarilla.

Aunque no se reportaron incidentes mayores, algunos locatarios acusaron al alcalde Eliseo Fernández Montúfar de emprender una cacería de brujas con el fin de desalojar a los “huacaleritos”, otros externaron que se busca dar preferencia pues las delimitaciones no eran iguales pese a que existe una tarifa para todos pero uno que otro tiene un mayor espacio para la venta de sus productos.

Aguirre Montalvo aclaró que la acción emprendida es por exigencia de quienes acuden a comprar al “Sáinz de Baranda” porque cada vez notan más reducidos los espacios, independientemente de que aumentó la presencia de carretilleros, dificultando el caminar y ocasionando accidentes, “no hay intensión de desalojar a nadie ni de lucrar, sólo se pretende organizar”.