Inicio»Local»Edificarán primera mezquita en Imí III

Edificarán primera mezquita en Imí III

0
Compartidos
Google+

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Sermarnat) confirmó que hay una solicitud para construir una mezquita musulmana en terrenos de Imí III, aunque no ha otorgado los permisos por falta del manifiesto de impacto ambiental.

Versión periodística en un diario de la Ciudad de México reveló que el empresario paquistaní Mohamad Yusuf Amdani Bai, uno de los tres hombres más ricos de Honduras y presidente del  Grupo Karim´s, que tiene varias maquiladoras en la entidad, proyecta construir la primera mezquita para la comunidad musulmana del municipio de Campeche.

De acuerdo con la versión periodística, el proyecto incluye  mezquita o edificio destinado al culto islámico, área de estacionamiento, habitaciones y salón de acceso. Sería construida en un terreno de cinco mil 9.32 metros cuadrados. En Campeche se estima que 33 personas practican ese culto, según datos del Inegi.

La empresa encargada de la construcción es la Agencia Inmobiliaria del Sureste, fundada hace un año por el presidente del Grupo Karim’s, Mohamed Yusuf Amdani Bai y Alfredo Flores Ríos, empleado de su maquiladora.

Se prevé inversión de 12 millones 630 mil pesos. Se proyectó que esta mezquita cuente con vida útil de 50 años y sea construida en 24 meses, previo a la autorización del  impacto ambiental de la Semarnat, Campeche.

La encargada del despacho de la Semarnat en Campeche, Dora Hilda Can Castillo, reconoció que el pasado 17 de mayo recibieron la solicitud de impacto ambiental de un terreno en  Imí, para llevar a cabo el proyecto de la construcción de una mezquita. Sin embargo, se encuentra en el periodo de integración.

No se puede informar más, debido a que se requieren las opiniones tanto del Ayuntamiento de Campeche y de diversas instancias de los gobiernos Estatal y Federal, que regulan el Área Natural Protegida de los petenes. Es un área natural protegida y por lo tanto se requiere saber si se puede o no construir en esas área, para poder anexarlo en la integración del expediente.

Falta por medir las coordenadas del terreno, para saber  cuál es la dimensión que entra en el área de los petenes. Para ello se trabaja y analiza el tipo de proyecto. Con base al sistema de la Semarnat, que da la información del tipo de suelo y limitaciones, es que se podrá emitir o no el permiso para el impacto ambiental. Hay un periodo de 60 días hábiles o hasta de cinco meses para dar respuesta a la petición de los interesados, de los cuales no proporcionó nombres.

Noticia anterior

Solapa SCT fraude en tramo a Mérida

Siguiente noticia

Desalojan a invasores de reserva Balam Ku