Inicio»Local»Solapa SCT fraude en tramo a Mérida

Solapa SCT fraude en tramo a Mérida

0
Compartidos
Google+

Las empresas Calzada Construcciones, Construcciones y Dragados del Sureste, Construcciones Urales, Cointer Concesiones México e Icapsa Infraestructura reciben casi dos mil millones de pesos para mantenimiento y conservación de la carretera Campeche-Mérida, y estarían incurriendo en fraude por el pésimo trabajo y material de mala calidad que emplean, solapados por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), denunció el diputado local independiente Luis Alonso García Hernández.

A un año de que la SCT otorgó el contrato 7092110009 plurianual por 10 años para la conservación del tramo carretero Campeche-Mérida, señaló, esas empresas apenas iniciaron los trabajos en este mes, con lo que no cumplieron sus obligaciones.

Principalmente, hay que advertir, de “ofrecer un servicio de calidad a los usuarios de estas carreteras, mediante el cumplimiento de los estándares de desempeño, ejecutando todos los trabajos necesarios y financiando las obras iniciales de rehabilitación y/o reconstrucción”.

La SCT de la cuarta transformación es cómplice del gran robo que se incurre en estos contratos, por los cuales las empresas beneficiadas recibirán mil 914.7 millones de pesos en un plazo de 10 años.

“El convenio consiste en la reconstrucción y rehabilitación de 413.446 kilómetros de longitud, equivalente compuesto de dos tramos carreteros con sus puentes y estructuras de las vialidades y su conservación periódica y rutinaria para el resto del periodo del contrato”, explicó.

Varios meses tuvieron que pasar entre denuncias de los usuarios de esta red carretera —por sus pésimas condiciones— para que inicien sus trabajos, como el slurry, que más bien es una pintura negra de los carriles, para aparentar una reconstrucción, a fin de que puedan justificar y cobrar.

Durante una década estas empresas se embolsarán casi dos mil millones de pesos, insistió, supuestamente por la rehabilitación y mantenimiento que darán para que la carretera se conserve en buen estado. Además de excesivo, es de mala calidad, lento, y representa una amenaza para la seguridad vial de los nueve mil 512 vehículos que en promedio circulan a diariamente”.

La SCT no supervisa al consorcio conformado por las empresas Calzada Construcciones, Construcciones y Dragados del Sureste, Construcciones Urales, Cointer Concesiones México e Icapsa Infraestructura, ni les exige que cumplan con sus obligaciones, porque es cómplice.

Por las irregularidades que se han registrado, hay motivos suficientes para invalidar el contrato, pero son más fuertes sus intereses económicos corruptos, que persisten desde el sexenio pasado, indicó, y advirtió que ahora la corrupción ha salido avalada.

Noticia anterior

Portada

Siguiente noticia

Edificarán primera mezquita en Imí III