Tribuna Campeche

Diario Independiente

Taladores querían crear “comunidad rebelde zapatista”

Da click para más información

Los 15 taladores y depredadores de flora y fauna detenidos el pasado lunes 27 de mayo en terrenos de la zona sujeta a conservación ecológica Balamkú, en la ampliación forestal de Silvituc, en Escárcega, proyectaban fundar un poblado zapatista denominado “Agua Clara”, que pertenecería a la Junta Municipal de Monclova, en Candelaria.

Once son originarios de Salto de Agua, dos de Palenque, Chiapas, y dos de Comalcalco, Tabasco. Uno de ellos, Miguel E.C., de 31 años de edad y nacido en Palenque, fue remitido a la Fiscalía del Estado de Veracruz, por estar vinculado con un secuestro.

Versiones de personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, Secretaría de la Defensa Nacional, Fiscalía General del Estado, Secretaría de Seguridad Pública, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Policía Federal y Guardia Nacional, que participaron en el operativo, indican que los invasores ya habían instalado dos casas grandes de campaña, una champa rústica recién terminada y tenían seis en construcción. Entre los invasores hay dos menores de edad.

El operativo inició en horas de la madrugada en Escárcega, de donde partieron más de 180 elementos a bordo de vehículos. A eso de las 10 de la mañana arribaron al asentamiento irregular y detuvieron en flagrancia a 14 personas que estaban asentadas ilegalmente.

El área presenta afectación en un polígono de aproximadamente 43 hectáreas, donde los invasores talaron jabín, tzalam, amapola, cedro, chacá rojo, jobo, pucté, chicozapote, catalox, entre otras.

Tenían tres escopetas, 13 machetes, tres motosierras y una desbrozadora. Como medida de seguridad, la Profepa procedió a la clausura total temporal del predio.

Ante esos hechos, 14 personas —13 hombres y una mujer— fueron puestas a disposición de la Fiscalía General del Estado.

El personal que recorrió el lugar detectó una tabla que los invasores proyectaban colocar a la entrada, con la leyenda: “Agua Clara, Monclova, Candelaria, Campeche”, al tiempo que se declararían “pueblo rebelde zapatista”, para evitar la incursión de las autoridades judiciales.