Inicio»Local»Urge Guardia Nacional en frontera sur: Freciez

Urge Guardia Nacional en frontera sur: Freciez

0
Compartidos
Google+

Secuestro, tráfico de armas, trasiego de drogas, homicidios y contrabando de madera se registran en la zona fronteriza del sur del Estado, por lo que la Guardia Nacional no sólo debe avocarse a cuestiones de seguridad vinculados a temas migratorios, ya que es más preocupante lo que ocurre con los delitos de alto impacto, en franca tendencia al crecimiento, aseguró el dirigente del Frente Campesino Independiente “Emiliano Zapata Salazar” (Freciez), Luis Antonio Che Cu.

Desde hace varios años, señaló, hay denuncias que uno de los principales problemas que se registran en esta zona, principalmente en las colindancias con países centroamericanos, son los tráficos ilegales de madera y personas, y a últimas fechas se ha recrudecido ante la complacencia y complicidad de los funcionarios de la cuarta transformación.

Al respaldar el llamado del gobernador Carlos Miguel Aysa González para que haya más presencia de la Guardia Nacional en Campeche, que es el único Estado del país que tiene frontera con dos países centroamericanos, Che Cu expuso que además de frenar la llegada de migrantes de Centroamérica y otros países, la presencia de elementos de seguridad podría disuadir la comisión de numerosos ilícitos que ocurren en la región.

Che Cu aseguró que el anuncio de enviar a integrantes de la Guardia Nacional para redoblar las acciones de disuasión en el paso de indocumentados, como parte de los acuerdos entre el Gobierno de México con el de los Estados Unidos, representa una medida parcial y deja al descubierto que no hay interés por atacar, combatir y prevenir los flagelos que laceran a la sociedad mexicana.

El contrabando de madera se ha incrementado, debido a la llegada de gente de otros estados, promovido por el presidente de la Junta Municipal de Monclova, Candelaria, Juan Soto Vargas, quien se ha dedicado a comercializar tierras de asentamientos en terrenos nacionales, donde talan los árboles, sin que encuentren oposición de nadie.

La Guardia Nacional debe estar en esta región, pero no sólo para cuidar que no ingresen los indocumentados, ni para vigilar cuestiones de migración, sino para combatir los delitos de alto impacto, frenar la deforestación, combatir a las organizaciones criminales que trafican lo mismo con personas que con armas, drogas y especies de flora y fauna, y que para proteger su territorio han recurrido a varios asesinatos en esa zona, que cada día se está tornando más peligrosa.

Noticia anterior

Continúa tabú de practicarse la vasectomía

Siguiente noticia

Otorgará la Federación 10 mdp para medicinas