Inicio»Local»No son regulados curanderos; vigilan centros naturistas

No son regulados curanderos; vigilan centros naturistas

0
Compartidos
Google+

La Comisión para la  Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Campeche (Copriscam) no regula, controla, ni supervisa la labor de los médicos tradicionales o indígenas, pero inspecciona y supervisa a los 19 centros de venta de medicinas naturistas registrados en la entidad.

Según la Copriscam, no existe normatividad sanitaria para la vigilancia y regulación  de la  medicina tradicional, aunque se realizan acciones cuando hay una denuncia contra el personal que  proporciona consultas prescribiendo medicamentos alopáticos, sin tener los conocimientos necesarios.

La Copriscam informó que no existe competencia legal para regular las actividades de esos médicos. Por ese motivo no existe un censo, y tampoco hay fundamento jurídico para revisar las instalaciones donde operan.

Los remedios herbolarios y medicamentos homeopáticos y alopáticos sí requieren registro sanitario para comercializarlos, en cambio los productos naturales a granel no. De los que se dedican a la venta de plantas en mercados y sitios públicos, no hay facultad de vigilarlos.

Actualmente existen 19 tiendas naturistas en la entidad que no se dedican a comercializar exclusivamente productos naturales. De los establecimientos que elaboran remedios herbolarios y suplementos alimenticios, al estar sujetos a vigilancia sanitaria regular y al cumplimiento de la normatividad, incluye que por lo menos una vez al año su personal debe capacitarse en buenas prácticas de manufactura.

Por ello, la Copriscam recomendó consultar con un médico general por cualquier enfermedad o padecimiento antes de consumir un producto natural, que debe tener leyendas precautorias como: “Este producto no es un medicamento” o “El consumo de este producto es responsabilidad de quien lo recomienda y de quien lo usa”.

 

LAS PARTERAS

De la atención de parteras y parteros, de acuerdo a la SSA, si bien la mayoría de las embarazadas acude a su domicilio para recibir atención, a la hora del parto se opta por instituciones u hospitales cercanos. La atención con parteras en las localidades es del uno por ciento.

Parteras y parteros están conscientes de que toda mujer que presente un signo de alarma, de preferencia debe ser referido a un segundo nivel. Pocos atienden un parto en el domicilio, y aquellos que aún lo hacen es porque no presentan complicaciones o porque no les alcanza el tiempo para llegar a una clínica u hospital.

Se insta a mantener medidas higiénicas posibles para evitar afectaciones en la salud del bebé y la madre. La SSA, consciente de que no se pueden luchar contra las costumbres de la población,  capacita y otorga el material necesario, como guantes, gasas y alcohol.

Noticia anterior

Inactivas 77% de tarjetas pesqueras para gasolina

Siguiente noticia

Portada Carmen