Inicio»Local»Por mala atención a su esposa exige 40 mp al Seguro Social

Por mala atención a su esposa exige 40 mp al Seguro Social

4
Compartidos
Google+

Modesto Poot Pech exigió al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Campeche la indemnización de más de 40 mil pesos que gastó en una institución privada para evitar que le sea amputado el pie de su esposa a causa de un mal procedimiento quirúrgico y pésima atención en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 1.

Explicó que ingresó a su esposa María Luisa Che Cool en el área de urgencias de  la Unidad Médica Familiar (UMF) en Ciudad Concordia, el 9 de diciembre del 2018, debido a una herida en el pie tras pisar un clavo, algo que se complicó debido a la diabetes mellitus que padece.

Luego de varios días al no haber mejoras, un médico ordenó trasladarla al Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 el 12 de diciembre porque requería de una atención más especializada, ya en el lugar se procedió con la curación, pero jamás fue drenada la herida.

No hubo mejoría notable, además que una semana estuvo en el área de urgencias porque no había cama.

Sólo una vez el doctor Santiago Guzmán Vásquez la atendió y no la volvieron a tocar. Ni le limpiaban la herida ni le cambiaron el vendaje, únicamente le administraban antibióticos inyectables.

Por lo anterior, solicitó al doctor Luis Antonio Gamboa Kantún el alta voluntaria del HGE el 20 de diciembre para ser trasladada a un hospital particular, a lo que se negaron los médicos en un principio por los riesgos que implicaba, finalmente aceptaron.

Ya en una instancia particular, el especialista informó que su esposa requería de una operación de urgencia pues de esperar más tiempo perdería el pie ante la infección que ya presentaba. Todo indicaba que nunca recibió el tratamiento adecuado en el HGZ y finalmente se vio obligado a pagar más de 40 mil pesos.

Debido a la deuda, acudió ante los directivos del IMSS para que le fueran regresados los recursos. Ahí, el jurídico aseguró que le serían devueltos siempre que estén facturados, pero al mostrar los documentos le indicaron que era improcedente.

Acudió ante abogada de una organización social y ésta sugirió interponer una demanda ante la Comisión de Arbitraje Médico del Estado de Campeche (Camecam). Luego de varias semanas de espera, el resolutivo salió en su contra, debido a que solicitó la alta voluntaria.

Noticia anterior

Llegará tranvía para la feria: Jorge Manos

Siguiente noticia

Afilia el Seguro Popular a 30 mil usuarios del IMSS