Inicio»Local»Propicia la 4T grave crisis en agro: CAP

Propicia la 4T grave crisis en agro: CAP

2
Compartidos
Google+

Si el Gobierno Federal no da marcha atrás en el desmantelamiento de las dependencias relacionadas con el agro y se niega a llegar a acuerdos para compensar los recursos recortados, en el próximo ejercicio fiscal se emprenderán movilizaciones campesinas en el país, advirtieron integrantes del Congreso Agrario Permanente (CAP), al augurar una crisis en el campo por la carencia de apoyos.

Encabezados por el coordinador estatal del CAP, Reyes Ramírez Padilla, expusieron que la creación de los “súper delegados” en los estados sólo ha servido para entorpecer el desarrollo de los programas sociales, como en Campeche, donde Katia Meave Ferniza permanece cerrada a dialogar con las organizaciones, pese a que le han solicitado audiencia en repetidas ocasiones.

Hasta el momento en Campeche dependencias como la Sedatu y la Sader aún no nombran representantes. Meave Ferniza aseguró que en febrero ya estarían operando los funcionarios responsables de estas áreas, “pero ya estamos en julio y no se ve para cuándo. Lo que sí se ve es el desmantelamiento de las delegaciones. No hay quien reciba solicitudes del sector”.

Lamentaron que el presidente López Obrador en sus conferencias mañaneras presuma que ha ejercido entre el 80 y 90 por ciento de los recursos para el campo, porque es una burla. Sólo han sido los ridículos programas que ha implementado en su gobierno, pero en los demás las cosas están paralizadas.

López Obrador ha decepcionado a los hombres del campo que creyeron en su proyecto, ya que sus políticas públicas y programas como Crédito Ganadero a la Palabra y Sembrando Vida han sido fallidas.

La producción agrícola para el próximo año no es alentadora, porque los productores del sector social se las ven negras para trabajar las tierras. Desaparecieron los programas como “Vida”, que brindaban apoyo para los insumos.

Con este programa los productores recibían mil 800 pesos para adquirir semillas de maíz de calidad, cuyo precio en el mercado oscila en tres mil pesos, y el resto lo aportaban los campesinos para que sus cultivos rindan hasta tres toneladas por hectárea.

“El campo no dará mucho. Vendrán más crisis, porque se han eliminado programas importantes. Fue pura promesa clientelista de López Obrador”, señaló Liborio Collí, presidente de la Vieja Guardia Agrarista.

Noticia anterior

Distracción de unos segundos le costó la vida a un niño

Siguiente noticia

Flores Pacheco reparte “apoyitos” a diputados