Inicio»Local»Para gasto familiar el subsidio a estancias

Para gasto familiar el subsidio a estancias

0
Compartidos
Google+

Al menos el 70 por ciento de los tres mil 484 niños que acudían a las 102 estancias infantiles de la ya desaparecida Secretaría de Desarrollo Social están en sus casas, al cuidado de sus familiares o amigos, porque las madres utilizan los subsidios directos que reciben para comprar productos de la canasta básica, como pañales y leche, lo que afecta el desarrollo de habilidades que los preparen para entrar a preescolar.

De acuerdo con datos oficiales, hay en la entidad 133 centros de desarrollo infantil, pero no en todos se puede atender a los hijos de las madres que trabajan. Ante la cancelación de los subsidios a esas estancias, el costo de las mensualidades aumentó hasta en 50 por ciento, y ya no alcanza con los 900 pesos mensuales de la beca del Gobierno Federal.

La Secretaría de Educación (Seduc) informó que junto con la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedesyh) analizan posibles modelos de apoyo a las estancias infantiles, para que tengan vínculo directo con un sistema formal y se les reconozca la educación que imparten. En la última semana de septiembre se firmó un convenio con el DIF Estatal, para que las estancias infantiles tengan certeza educativa y obtengan sus claves de registro.

El titular de la Seduc, Ricardo Miguel Medina Farfán, señaló que se trata de generar un esquema semejante al que usaban las estancias infantiles, que permita reconocer el primer año de preescolar, con lo cual también se obtenga un registro de los niños que ahí asisten.

“Lo que estamos revisando con Sedesyh es si lo hacemos en conjunto o si finalmente es un esquema que directamente la Seduc suscribe con estas estancias infantiles. Lo estamos trabajando y esperamos obtener buenos resultados”, apuntó.

El trabajo, explicó, se hace con la representación de unas 20 estancias, y aunque hay más, no todas podrán participar, porque deben cumplir con ciertas condiciones, entre ellas que cuenten con personal que tenga perfil pedagógico y reconocimiento.

La idea es construir un modelo, y que a partir de él todas las que cumplan con un mínimo de requisitos puedan incorporarse. Para nosotros es muy útil, porque permite identificar, visibilizar y hacer un proceso de transición más fácil entre estos organismos que son las estancias infantiles y los jardines de niños, sostuvo.

Medina Farfán remarcó que en Campeche han crecido al 50 por ciento los indicadores de atención al primer año de preescolar, y aún así existe un margen para crecer. Por diversos factores, algunos niños aún permanecen en casa y no asisten a algún centro, donde puedan desarrollar sus habilidades previas a nivel más de educación básica, debido a que sus padres aún los consideran pequeños para estar en este tipo de sistema.

 

RESPALDAN A CAICS

El coordinador de Educación Inicial, Román Acosta Estrella, indicó que atienden a 24 centros de atención infantil, seis particulares de Ciudad del Carmen, cinco de Campeche, y las estancias de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de Marina, y a cinco más que se encargan de los hijos de los trabajadores de Educación Básica.

La Seduc a través de la Coordinación de la Educación Inicial está en la suma de voluntades y esfuerzos para las guarderías o estancias que necesiten el respaldo pedagógico y técnico, para la atención de la primera infancia en Campeche, aseguró. Siempre tenemos las puertas abiertas, para quien quiera formar parte de nuestro padrón y matrícula.

Hay una educación inicial escolarizada, donde son atendidos estos centros con maestras, médicos, asistentes, psicólogos y enfermeras, que hacen un esfuerzo sobresaliente para que el niño tenga todas las atenciones.

Se afectó a los niños que no están en las estancias infantiles, y tenemos que voltear a ver a ellos con políticas nacionales, porque hay maestras capacitadas que se han formado en las escuelas normales de preescolar, y han llevado una preparación académica y tienen equipo técnico. Es fundamental que existan estas estancias, para dar empuje a la primera infancia, indicó.

 

DESVÍAN

La representante de estancias infantiles, Wendy Escalante Reyes, sostuvo que muchas madres de familia, al recibir ahora el dinero, prefieren pagar a su familia o amigos para que cuiden a sus hijos o bien comprar lo que les haga falta.

“Es una realidad que ya veíamos venir. Las madres no quieren pagar la estancia con ese recurso, porque prefieren quedárselo, ya que no hay nada que las obligue a comprobar que están en una estancia, mucho menos irían a una particular, porque es mucho el dinero que pagarían y la mayoría es de bajos recursos”,  aseguró.

Hay estados como Chihuahua y Durango donde se ganó el amparo, pero las cosas siguen igual, porque no existe la convicción del Gobierno Federal. De nada servirán los amparos, porque muchas mamás han dicho que hay pagos atrasados, algunos desde julio, y eso hizo que los pocos que estén ahí se salgan y no sé cómo le harán ahora, que anuncian apoyo a preescolar. ¿De dónde va a salir ese dinero? Becas para estancias mucho menos, los últimos que recibieron fueron los que tenían en 2018 y ya dejaron de recibir”, puntualizó.

La representante del Consejo Coordinador de Estancias Infantiles en Campeche, Susy Blanqueto Caamal, informó que todavía está en trámite lo de las estancias infantiles. Se turnó un oficio al Estado y éste lo envió a la Secretaría de Educación Pública (SEP) para los trámites de la clave, buscando un programa afín con estancias infantiles.

De las estancias que fueron censadas y tenían matricula, las mamás se dieron de baja y cobraron su dinero, los niños están en sus casas, lo que representa un retroceso y baja totalmente para las estancias. La primera infancia es la mejor edad donde tienen que llevar la estimulación para tener un cimiento para su crecimiento, pero la mentalidad del Gobierno Federal no es así, prefiere tener en la casa a los niños, puntualizó.

Noticia anterior

Le disparan a periodista de National Geographic en Juárez

Siguiente noticia

Registran hoy a los aspirantes a once comités del tricolor