Inicio»Local»Pide Canaco más control para la venta de alcohol

Pide Canaco más control para la venta de alcohol

0
Compartidos
Google+

Controlar la venta de bebidas alcohólicas en la vía pública sugirió el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco—Servytur) en Campeche, Jean Du Bar del Río, a fin de evitar desmanes que atenten contra la imagen de la ciudad, desanimen al turismo, y generen pérdidas a los empresarios.

“El Ayuntamiento de Campeche debería crear un programa o marco legal que regule el consumo de estas bebidas en espacios públicos, como el corredor turístico de la calle 59, para evitar pleitos y escándalos como el que se presentó la semana pasada, cuando un grupo de personas se liaron a golpes, escandalizando en vía pública, y generando daños al establecimiento en el que se encontraban”.

Du Bar del Río refirió que sobre todo es por cuestión de imagen, pues sabe que en lugares donde se vende alcohol se puede dar este tipo de acciones, pero consideró que valdría la pena establecer, quizá por parte de la Comuna, que la venta de bebidas embriagantes en espacios públicos no exceda de cierta cantidad.

La venta e ingesta de alcohol es una responsabilidad compartida entre quien la comercializa y la consume, así como de las autoridades que la autorizan y regulan, precisó el líder de los comerciantes, y se pronunció por el control.

“Creo que uno como propietario debe tener control de cuáles son las personas, el cliente que se le va a salir de las manos cuando se exceda de copas, pero tiene que ser de ambas partes, el empresario tiene que poner su parte, pero también el consumidor”.

Ante este panorama, planteó regular la venta de bebidas con contenido alcohólico a una cantidad determinada por persona, cuando su ingesta sea en la vía pública.

También recordó las trifulcas y escándalos reportados la semana pasada, donde incluso la Policía Turística y elementos de la Policía Estatal Preventiva debieron intervenir y someter a los rijosos, que dañaron el mobiliario del lugar donde se encontraban, además de escandalizar y sorprender a turistas nacionales e internacionales que presenciaron el hecho.

“La crítica de otros comerciantes ha sido manifiesta con anterioridad ante el rumbo que tomó la calle 59, que de ser un corredor turístico y gastronómico se ha convertido en una cantina al aire libre, donde constantemente se autoriza abrir más bares, lo que potencializa el riesgo de que estos escándalos se puedan repetir en cualquier momento”.

Noticia anterior

Exhorta CCEC a planear compras en el “Buen Fin”

Siguiente noticia

Exigen la clausura de gasolinería