Inicio»Local»VIH ya es mal crónico, no mortal, señala la SSA

VIH ya es mal crónico, no mortal, señala la SSA

0
Compartidos
Google+

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) ha pasado de ser una enfermedad mortal a un padecimiento crónico-degenerativo, gracias a los tratamientos retrovirales que en algunos casos ha desaparecido la presencia del virus, destacó el secretario de Salud, Rafael Rodríguez Cabrera, al inaugurar el Curso-Taller de Actualización de Manejo Integral de las Personas que Viven con VIH-SIDA y Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

Destacó que en Campeche se puede hablar abiertamente del VIH, un problema de salud que antes era secreto y provocaba la discriminación de los portadores, y que en la actualidad, más que esconderlo se debe hablar, por lo que sugirió a los padres de familia integrar este tema en las charlas con sus hijos como una forma de prevenir la enfermedad.

Manifestó que en Campeche se mantienen los niveles bajos del virus en los portadores, casi indetectables, “incluso se habla de medicamentos con los que desaparece el virus. Hoy el VIH no es una enfermedad mortal a la que hay que discriminar. Se cuenta con diagnósticos sencillos para detectarla”, expresó.

De su lado, el representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Cristian Morales Fuhrimann, precisó que desde el 2015 se planteó como meta terminar con la epidemia del VIH en el 2030, y para ello, destacó que es primordial que quienes porten el virus conozcan su estado de salud.

Subrayó que en el objetivo para el 2020 es que el 90 por ciento de las personas sepan que viven con VIH y reciban una terapia retroviral continuada, y que quienes ya lo reciben tengan una supresión retroviral que disminuya la cantidad de virus en su organismo y alargue la esperanza de vida.

En América Latina, puntualizó, sólo se ha reducido un uno por ciento el VIH, detectado en 120 mil personas cada año. Ante ello, dijo que se requiere de sistemas de salud fuertes y flexibles que sean capaces de proporcionar prevención del mal.

“Acabar con la epidemia del SIDA es más que un compromiso con las 39 millones de personas que han muerto a causa de esta enfermedad, también representa una oportunidad de gran trascendencia con la cual sentar las bases de un mundo más sano, más justo y más equitativo para las generaciones futuras”.

Noticia anterior

Portada

Siguiente noticia

Estrés laboral afecta salud y la economía