Inicio»Local»Han muerto de SIDA unas mil 68 personas

Han muerto de SIDA unas mil 68 personas

0
Compartidos
Google+

De 1983 a la fecha han muerto mil 68 personas en el Estado a causa del Virus de Inmunodeficiencia Humana y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH-SIDA), reveló el secretario de Salud, Rafael Rodríguez Cabrera, al señalar que para revertir esas cifras y que Campeche deje de encabezar estadísticas nacionales, aumentaron la aplicación de pruebas rápidas en todo el Estado.

Durante este año, precisó, se han aplicado más de 27 mil pruebas rápidas y falta diciembre. El año pasado se hicieron 24 mil, por lo que aumentó más del 10 por ciento con respecto al año pasado y en el anterior habían sido menos de 20 mil.  “Hemos incrementado la búsqueda intencionada, no sólo en los centros de salud si no en todos los lugares”, añadió.

Acercamos a la población las  pruebas rápidas, yendo a escuelas, entros nocturnos, áreas de fiesta, universidades, restaurantes y sitios de riesgo, afirmó, a fin de detectar tempranamente al paciente que sea portador para iniciar su tratamiento inmediato.

Todos los años son detectados casos nuevos, aunque en los últimos se ha registrado una tendencia a la disminución. “Quisiéramos que fuera cero, apuntó, porque sí estamos encontrando casos, pero cada vez son menos”.

Reconoció que a nivel nacional se destina el tres por ciento del total del presupuesto, lo que representa un gasto excesivo, unos 72 mil pesos anuales por cada paciente, pues el tratamiento y los medicamentos antirretrovirales son muy caros. Por ello la importancia de tener un padrón real de las personas que padecen el VIH-SIDA, y “de ahí deriva la molestia de algunos grupos”.

“Son medicamentos muy caros y buscamos tener un padrón de los pacientes que los están tomando. Vamos a suponer que tengo cien pacientes en mi padrón y tengo cien medicamentos, pero si aparece uno nuevo probablemente no vamos a tener su medicamento al momento”.

En algunos casos los pacientes no encuentran respuesta inmediata, pero se atiende personalmente cada caso, en el que no haya medicamento. “No es una generalidad, no es ni siquiera un número sobresaliente. Es una mínima parte”, insistió.

Noticia anterior

Certidumbre reclama el sector empresarial

Siguiente noticia

Recortes al campo dejan más pobreza