Tribuna Campeche

Diario Independiente

Ayer, el primer día sin ambulantes en calle 53

Da click para más información

Poco más de 24 horas después de que locatarios del mercado principal “Pedro Sáinz de Baranda” marcharon, protestaron, y obligaron a las autoridades del Ayuntamiento de Campeche a desalojar a los ambulantes de la calle 53, esquina con Circuito Baluartes, la arteria amaneció sin la presencia de estos vendedores, aunque la cerraron al tránsito vehicular para la comercialización que se hace los fines de semana.

El subdirector de Mercados de la Comuna, Eleazar Herrera Vázquez, guardó total hermetismo respecto a las acusaciones de corrupción en contra de los inspectores a su cargo, mientras que el regidor priísta, Agustín Alejandro Rosado Sierra, lamentó “la falta de ordenamiento del comercio en la ciudad; la gente tuvo que exigir que le hagan justicia y se apliquen los reglamentos”.

En recorrido de TRIBUNA por el lugar, se constató que la esquina de la calle 53 por Circuito Baluartes amaneció sin la presencia de los numerosos ambulantes que semanas atrás habían acaparado la zona, incluyendo los paraderos de camiones.

Ahí se implementó el operativo de fines de semana, que permite el cierre de la arteria, y la colocación de los puestos de los comercios de la zona a las afueras de sus inmuebles.

El Gobierno Municipal no informó sobre las medidas a implementar respecto a las acusaciones de corrupción contra los inspectores, pues las oficinas de la Subdirección de Mercados lucieron vacías, y su titular, Herrera Vázquez, brilló por su ausencia.

De su lado, el sexto regidor, Aldo Román Contreras Uc, asentó que “el Ayuntamiento de Campeche tiene que meter orden en el asunto de los ambulantes; si bien la Tesorería Municipal no reconoce haberles hecho cobros, la realidad es que los locatarios del mercado principal tuvieron que alzar la voz, y ¡qué bueno que les hicieron caso!, pero ahí hay un problema que se debe resolver”.

Para finalizar, refirió que las autoridades municipales deben dar prioridad a los comerciantes campechanos, porque sabemos que en los ambulantes hay personas de otras entidades, y con todo respeto, la situación económica no es la mejor.