Inicio»Local»Aumentan crímenes con armas de fuego

Aumentan crímenes con armas de fuego

0
Compartidos
Google+

Cuatro de cada diez homicidios que se han cometido en Campeche en los últimos seis años se lograron mediante el uso de armas de fuego, alertan estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), que confirma el incremento en el tráfico y comercialización de ese tipo de objetos en la entidad.

De acuerdo con estas estadísticas,  de 2014 a 2019 se cometieron al menos 404 homicidios dolosos en la entidad, de los cuales, 157 —el 38 por ciento— se realizaron con pistolas, revólveres, escopetas o rifles de alto poder, que son las armas de mayor uso, según reportes de la Fiscalía General del Estado de Campeche.

El diputado independiente Luis Alonso García Hernández advirtió que Campeche ha sido desde hace muchos años paso del tráfico de todo tipo de asuntos ilegales, desde indocumentados hasta recursos de flora y fauna, drogas y armas. La extensa selva que rodea los 195 kilómetros de nuestros límites con Guatemala y Belice y  la escasa vigilancia de las diferentes corporaciones policiacas, facilitan la llegada de todo tipo de armamentos, consideró.

Aunada a la creciente inseguridad, la aprobación de leyes que permiten el asesinato en legítima defensa y el consumo de alcohol y cualquier tipo de enervantes que exacerban los instintos violentos, ya se manifiestan con el auge en la cifra de homicidios dolosos con el uso de armas de fuego, lamentó el también integrante de la Comisión de Salud del Congreso del Estado.

El legislador consideró que un rubro que debe encender los focos de alerta a las autoridades estatales, federales y municipales, es el dato de que cada año aumenta el uso de armas de fuego para cometer homicidios, porque, insistió, ese hecho implica mayor tráfico y compraventa, aparentemente ilegal, de las mismas.

La información del SESNSP señala que el empleo de armas de fuego en los homicidios perpetrados en el 2019 —solamente hasta noviembre—, aumentó en comparación a los años anteriores y a excepción del 2016.

Con base en esas estadísticas se tiene que 30 personas fueron asesinadas con armas de fuego en solo 11 meses del año pasado. Es decir, un promedio de dos por cada 30 días, mientras que por arma blanca fueron 21. Octubre de 2019 fue el mes en que más personas fueron ultimadas con arma de fuego, al contabilizarse ocho casos.

En 2018, de los 69 homicidios dolosos, 26 fueron cometidos con armas de fuego, mientras que 24 con objetos punzocortantes; para 2017 el índice fue de 29 asesinatos en los que se emplearon pistolas, revólveres, escopetas y rifles de alto poder y en 21 los homicidas usaron machetes y/o cuchillos.

Para el 2016 el índice fue 31 con armas de fuego y 25 con otros instrumentos, mientras que en  2015 fueron 16 y 25 y en el 2014 la cifra fue de 25 y 25, respectivamente.

De acuerdo con cifras de que dispone el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el 2019 —hasta noviembre—, hubo un incremento del 13.8 por ciento en el índice de asesinatos, en contraste a los del 2014, que fueron de 65.

En 11 meses del año pasado reportaron 133 muertes, de las cuales 67 fueron con dolo —el resto por hechos de tránsito terrestre—, y con un recuento de los perpetrados en diciembre el número de asesinatos aumentó a 74.

El índice de feminicidios también aumentó. El 2019 cerró con seis casos, mientras que en el 2018, de acuerdo al SESNSP, fue de cinco y en el 2017 un solo caso. Para el 2016 no había una clasificación del asesinato de mujeres en razón de género en el registro de la institución.

Más robos, menos plagios

En cuanto a secuestros, en 2019 denunciaron ante las autoridades ministeriales cuatro casos; en 2018 fueron ocho; en 2017, seis, al igual que en 2016 y 2015; en el 2014 solamente dos.

En robos, el ilícito que más impacta a los campechanos —y que mantenía  tendencia a aumentar—, de acuerdo a los datos del SESNSP hasta noviembre del año pasado reportó 967 casos, apenas por debajo a los 981 que hubieron en  2018.

En el 2017 fueron reportados 883 casos; en 2016, mil 86 y en 2015, 856. Hay que hacer mención que estas estadísticas incluyen robo a transeúnte, comercio, vehículo, casa habitación y los ocurridos en carretera.

Ciudad del Carmen cuenta con el mayor índice de robos con violencia, en los que las víctimas fueron heridas por arma blanca, objetos contundentes e incluso con pistolas, al momento de ser despojados de sus pertenencias.

Tan sólo en diciembre del 2019 fueron registrados 30 casos de robos con violencia, en los quelas víctimas terminaron lesionadas por los ladrones, la mayoría en Ciudad del Carmen.

Los delitos de extorsión aumentaron en 39 por ciento en comparación al año anterior. Hasta noviembre del 2019 había un registro de 25 casos, mientras que en todo el 2018 fueron 18, en 2017 sumaron 22, en 2016 ocurrieron 18 y en 2015 fueron 34, periodo con mayor incidencia.

En los delitos que atentan contra la libertad y la seguridad sexual —que contempla violación, simple y equiparada, abuso sexual y acoso sexual, entre otros— en el periodo que recién concluyó hubo un registro en los primeros 11 meses de 316 casos, superior a los contemplados en todo 2018, de 239.

También superó las cifras del 2017, que registró 213 querellas por este delito. En 2016 fueron 154 y en 2015 sumaron 79. Es decir, en cuatro años hubo un incremento de por lo menos 75 por ciento.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

Debe Contraloría investigar desvíos de recursos a MOCI