Inicio»Local»Tendrá audiencia plagiario y violador

Tendrá audiencia plagiario y violador

3
Compartidos
Google+

No podía hablar. Miraba sin ver y oía sin escuchar. La pesadilla de Rosalina se prolongó 18 días en medio del monte, la  oscuridad, los moscos y el calor. Fue agredida sexualmente, hasta que la rescataron el miércoles 29 de enero por fuerzas navales y policiacas.

La adolescente estaba en completo estado de shock. No respondió a los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) cuando la encontraron en una especie de cueva, conformada por árboles, maleza, montículos de tierra y piedras de la invasión Ampliación Sinaí.

La víctima, a su corta edad, se encuentra bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico, tras la pesadilla que vivió por más de dos semanas. Ante la falta de alimentación adecuada, fuentes no oficiales revelaron que bajó varios kilos del peso.

El plagiario la alimentaba con tortillas, galletas y agua que podía obtener cerca del sitio en que la mantenía. Salía de noche y se amparaba en caminos y terracerías que ya conocía. TRIBUNA recorrió la zona donde el miércoles personal naval y policiaco encontró al presunto secuestrador y a la víctima. Es un lugar conocido como “Camino a Chulbac”, atrás de Residencial San Francisco e invasión Ampliación Sinaí.

La falta de alumbrado público, caminos de tierra, casas no habitadas, maleza, cerros y parcelas despobladas o terrenos con obra negra era el común denominador. El acusado conocía cómo caminar entre el monte, a tal grado que logró huir de Pich, Campeche, y llegar a la zona semi urbana de la ciudad capital, eludiendo la intensa movilización policiaca, militar y naval que se había emprendido para su búsqueda.

El reporte oportuno de un repartidor de tortillas y el video de la cámara de vigilancia de un comercio de Samulá, por donde salió a buscar alimento, fueron vitales para confirmar que el tipo estaba en esa zona.

Estuvo 29 años preso

Hilario Ch.C. estuvo en prisión cumpliendo una condena de 29 años por violación y homicidio. Recobró su libertad en marzo del 2019 y ahora es relacionado con los delitos de desaparición forzada y violación equiparada, por las que alcanzaría de 25 a 50 años de prisión.

La tarde de ayer el personal que lo investiga de la Vicefiscalía General para la Atención de Delitos de Alto Impacto, adscrito a la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam), solicitó la audiencia inicial al Juzgado de Control, que será hoy sábado a las 10 de la mañana, para determinar su situación jurídica.

El sujeto cumplió una condena de 29 años por homicidio y violación de un par de menores de Xpujil, Calakmul. Estuvo en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Francisco Kobén del 4 de noviembre de 1999 al 27 de marzo del 2019. En octubre de ese mismo año habría llegado al rancho San Allende, del poblado de Pich, Campeche, donde laboraba el padre de la adolescente

Noticia anterior

No subirá el costo de emplacar

Siguiente noticia

Nueva marcha por conflicto sindical