Inicio»Local»Agoniza la Pintadera

Agoniza la Pintadera

0
Compartidos
Google+

El Martes de Pintadera entró en proceso de extinción en las colonias populares, barrios tradicionales y fraccionamientos de la ciudad capital. Ayer se careció del bullicio, las batallas campales, los toldos, la música y el ambiente festivo que la caracterizaba. La fecha pasó prácticamente inadvertida, pese a lo caluroso del día y la tarde.

Sólo en algunas zonas y en el Foro Ah Kim Pech pequeños grupos de niños intercambiaron pintura y agua, y concluyeron así las festividades carnestolendas con deslucida tardeada y baile popular. Muchos campechanos no se animaron a salir de sus casas, pese a ser día inhábil.

“No combatieron” grupos de amigos, bandas o pandillas rivales de las colonias populares. La férrea vigilancia policiaca inhibió cualquier desorden en los suburbios, y en la jornada se extrañaron las pinturas, aerosoles, agua y el infaltable “pica pica”. Las calles semejaron espejos muertos.

Sólo en colonias como Malagón, Minas, Presidentes de México y el barrio de San Román, los pequeños salieron a las calles para pintarse con sus familiares, amigos o conocidos, y respetaron a los transeúntes.

En fraccionamientos como Plan Chac, Fidel Velázquez, Solidaridad Nacional, Palmas, Lindavista, Solidaridad Urbana, Belén y Flor de Limón ni rastros de festejo. Sólo en la Unidad Habitacional “Pablo García” se hablitó el tradicional toldo “El Embute”, en donde algunos periodistas, sus familiares y amigos convivieron durante el día y jugaron el tradicional “toro petate”.

En suburbios como Bellavista, Granjas, Miguel Hidalgo, Ampliación Miguel Hidalgo y Lázaro Cárdenas la nula participación no interrumpió la rutina de las actividades cotidianas.

Son otros los tiempos, cuando niños, jóvenes y adultos preparaban sus cubetas y globos cargados de pintura para participar en el último día de los festejos de las carnestolendas. Pocos jugaron a los ‘franelazos’, principalmente infantes, supervisados por sus padres.

La mayoría de los pocos que jugaron a la pintadera se concentraron desde temprano y hasta en horas de la tarde en el Foro Ah Kim Pech, donde diversos grupos musicales amenizaron el ambiente, ante la férrea vigilancia, para evitar excesos o pleitos entre pandillas. En el barrio de San Román algunos niños salieron a pintarse por la tarde, y jugaron al toro petate.

En el Centro Histórico y en los barrios coloniales no se reportaron incidentes relacionados con la pintadera, y el servicio de transporte urbano, lo mismo que de taxis, operó con normalidad. Incluso algunos negocios abrieron y cerraron en las primeras horas de la tarde.

Noticia anterior

portada

Siguiente noticia

Firmeza en defensa del territorio: gobernador