Inicio»Local»Salen en 44 años 1,865 médicos de la Facultad

Salen en 44 años 1,865 médicos de la Facultad

2
Compartidos
Google+

Aunque la formación de médicos en Campeche data de al menos 181 años, y en este lapso cerraron dos instituciones por falta de presupuesto, la actual Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Campeche (Uacam) —que funge como tal desde 1976 y avala ocho estudios de posgrado, en que se incluye la Licenciatura en Nutrición—, ha formado 39 generaciones con mil 865 egresados.

Está ubicada en la posición 36 de 150 escuelas de medicina del país, con una de las demandas más altas, al grado que sólo 11 de cada 100 aspirantes logran ingresar. A 44  años de su fundación, la Facultad de Medicina registra un alto porcentaje de ocupación. El 60 por ciento ejerce la carrera en los hospitales de Campeche y al menos el 40 por ciento son especialistas.

Fundada en febrero de 1976, cada año se tiene un registro de al menos mil 400 aspirantes que pretenden ingresar a esta Facultad para obtener uno de los 120 espacios disponibles. La eficiencia de egreso es de 80 por ciento, por lo que es difícil que el 100 por ciento entre y concluya la carrera.

A partir del primer semestre, entre 25 y 30 por ciento tiene una ‘mortalidad educativa’, y conforme pase el segundo semestre la reducción de la matrícula es más notoria.

La matrícula actual es de 900 alumnos, de los que 700 son de medicina y 200 de nutrición. Hay una escuela similar en el Estado, la Licenciatura de Medicina de la Universidad Autónoma de Carmen (Unacar), que tiene 400 alumnos, lo que la posiciona como la primera opción en la entidad para estudiar la carrera.

Su directora, Doris Marlene Cambranis Díaz, señaló que en conjunto con dependencias del sector salud, como los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) y la Secretaría de Salud (SSA), definen el número de alumnos que serán aceptados cada año, porque es de acuerdo al número de camillas que existan en estas instituciones para que los jóvenes vayan a los hospitales a realizar sus prácticas.

La Universidad tiene una programa de seguimiento de egresados y de manera constante se ha venido perfeccionando, lo que permite conocer que de todos los que concluyeron sus estudios, más del 60 por ciento ejerce en el área médica. En la actualidad trabajan en un censo para conocer cuántos son los especialistas en el Estado.

A pesar de que tiene 44 años de vida, la primera certificación se obtiene por la Cupae que es el Consejo Mexicano para la Acreditación de la Educación Médica, A. C. (Comaem). Su primera certificación la obtiene en el 2007, la segunda en el 2013 y la última en 2019. Estas certificaciones, precisó la doctora Cambranis Díaz, les  permiten estar durante cinco años en el padrón de educación.

 

ALTA DEMANDA

La alta demanda de jóvenes por estudiar esta carrera es un fenómeno nacional. La directora de la Facultad explicó que al acudir a diferentes congresos de educación, le ha llamado la atención que la mayoría de los estudiantes cuando ingresa quiere ser médico. “No se ha establecido un consenso del por qué, pero es un fenómeno nacional e inclusive hasta internacional”, afirmó.

Para culminar la carrera de medicina tienen que transcurrir cinco años, más el servicio social, detalló. Son cuatro años que están en las aulas, y a partir  del cuarto semestre los alumnos inician su rotación por los diferentes hospitales. En el quinto año ya les corresponde hacer el internado, que es de un año completo, y en el sexto y último año es cuando hacen su servicio social.

Desde que los jóvenes entran, existen  lineamientos o normas que tienen que seguir. Y en el caso de cuestiones académicas se estila que conforme vayan aprobando cada una de sus asignaturas, van ascendiendo en el incremento de los semestres a tomar en consideración.

Hay Escuela de Medicina desde 1839

Los estudios de medicina inician en la ciudad de Campeche  desde 1839, cuando se crea la Primera Escuela Superior de Medicina, incorporada a la Universidad de Yucatán, cuando los doctores Manuel Campos y Domingo Duret solicitan al Ayuntamiento la creación de la cátedra de Medicina, autorizada por la Academia de Medicina y Cirugía.

Al crearse el Instituto Campechano en 1860, estas cátedras se incorporan al Benemérito Colegio y las clases se imparten en el Hospital de “San Juan de Dios”. Es en 1893 cuando la Escuela Superior de Medicina acepta por última vez la inscripción de alumnos, y cierra sus puertas por motivos económicos, por lo que deja al Estado de Campeche sin enseñanza de la medicina por más de 50 años.

En 1957, durante el gobierno de Alberto Trueba Urbina, se crea la Primera Universidad de Campeche, con sede en el antiguo Instituto Campechano, y la enseñanza de la medicina toma un nuevo impulso.  Se estableció la segunda Escuela de Medicina, bajo la dirección del Dr. Topete, patólogo egresado de la UNAM, con la participación de varios médicos de la localidad para impartir las clases.

Para ello, se adaptó un área del Hospital “Manuel Campos”, se adquirió un refrigerador para la conservación de cadáveres y un microscopio, iniciándose con el Plan tradicional, con materias morfológicas —parte de la biología que trata de la forma de los seres vivos y de su evolución— en los primeros años. Sin embargo, no se contaba con el presupuesto y la infraestructura necesaria para el funcionamiento, desarrollo  y progreso de la Escuela.

Se presentó la necesidad de celebrar un convenio con la Universidad de Veracruz para que los alumnos que egresaran del segundo año de la carrera pudieran continuar en ella sus estudios. El convenio duró tres años, y al término de la gestión gubernamental de Trueba Urbina, la Escuela fue cerrada por falta de presupuesto.

Fue en 1976 cuando un grupo de bachilleres, plantearon la necesidad de tener una Escuela de Medicina en el Estado ante el entonces gobernador Rafael Rodríguez Barrera, siendo rector de la Universidad del Sudeste, Ermilo Sandoval Campos.

El 9 de febrero, en sesión ordinaria del Honorable Consejo Universitario, se acordó aceptar como integrante de la Universidad a la Escuela de Medicina, la cual funcionaría en la Ciudad Universitaria y en el Centro de Salud, para impartir la carrera de Médico Cirujano, y que para la formación de estos profesionistas se desarrollaría según el plan de estudios diseñado por la Facultad de Medicina de la UNAM. Es designado como director para el ciclo escolar 1976-1977 el médico Manuel Gracián Barrera.

El inicio de las actividades académicas tuvo como base  el Plan A-36 de la UNAM, llamado “Medicina General Integral”, el más actualizado en aquella época, cuya característica  es su integración modular. El  plan de estudios A36 tuvo algunas adecuaciones hasta 1985, en que permaneció sin cambios en su currícula.

El 8 de octubre de 1990 cambia de denominación, para ser considerada como Facultad, dado que se implementan las especialidades de Dermatología y Medicina Familiar. Actualmente la Facultad avala ocho programas de posgrado de las especialidades médicas de medicina familiar, medicina integrada, pediatría, anestesiología, ginecobstetricia, psiquiatría, cirugía general y medicina interna.

En 2006 se implementa el programa educativo de la Licenciatura de Médico Cirujano en un plan flexible, y durante 2009 se reestructura ese plan a un modelo educativo por competencias.

En 2007 el Consejo Mexicano para la Acreditación de Escuelas y Facultades de Medicina (Comaen), que es un organismo acreditador reconocido por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (Copaes), le otorga la acreditación al programa educativo de la Licenciatura de Médico Cirujano, con vigencia de cinco años, que expiró el 31 de mayo de 2012. En 2011 se incorpora a la Facultad de Medicina la Licenciatura de Nutrición.

Noticia anterior

OMITIRÁN EL SALUDO DE PAZ EN MISAS POR CORONAVIRUS

Siguiente noticia

“Estaré en la boleta”, asegura Renato Sales