Inicio»Local»Otro caso sospechoso y aumenta el cierre de comercios en la ciudad

Otro caso sospechoso y aumenta el cierre de comercios en la ciudad

2
Compartidos
Google+

La Secretaría de Salud reportó anoche la detección de un nuevo caso de coronavirus en la ciudad capital, el cual se encuentra en aislamiento y bajo vigilancia epidemiológica, por lo que no representa riesgo para la población. De los 11 registros hasta la fecha, sólo dos han sido positivos, cinco se descartaron y cuatro están en espera de resultados.

Por otro lado, ayer decenas de establecimientos comerciales, restaurantes, centros laborales, algunos hoteles y oficinas privadas cerraron sus puertas en acatamiento al llamado nacional de “aislamiento social” para prevenir la expansión del coronavirus.

La avenida Gobernadores, de las más importantes de la ciudad y con mayor volumen de comercio, lució con poca carga vehicular y decenas de comercios bajaron sus cortinas. Lo mismo en  el Centro Histórico. Algunos cambiaron horarios y trabajarán de 10 de la mañana a seis de la tarde.

Plaza Galerías mantiene sus puertas abiertas, aunque pocos locales en operación. El estacionamiento permanece casi vacío. Las avenidas Central y López Mateos mostraron poca carga vehicular y muchos comercios cerrados.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco-Servitur), Jean Du Bar del Río, pidió a los establecimientos que aceptan los vales de la Canaco porque muchas personas los usan para hacer sus compras ante la contingencia.

Reconoció que “el comercio en la ciudad ha sido seriamente afectado, y justificó que el resguardo es por la pandemia. En los próximos días estaremos hablando de los números por las pérdidas económicas”.

En el mercado Pedro Sainz de Baranda se reportan caídas en las ventas de entre 50 y hasta  90 por ciento, dependiendo del giro comercial, además de que se calcula que al menos 50 por ciento de los puestos permanece cerrado.

El presidente de los introductores de aves, Oscar Quijano Torres, confirmó que la venta de pollo y gallina cayó en 50 por ciento. Muchas de las venteras de las frutas de temporada están ausentes, las carnicerías están cerrando, lo mismo que la zona húmeda o la Sombrilla, y el mercado está a punto de detener su actividad.  El área de venta de ropa prácticamente se encuentra cerrada, mientras que las cocktelerías y los puestos de antojitos presentan muy poca ocupación.

Noticia anterior

Cancela Diócesis las misas públicas

Siguiente noticia

Ajustaron a la baja precios de gasolina