Inicio»Local»Golpea coronavirus a ferias tradicionales

Golpea coronavirus a ferias tradicionales

1
Compartidos
Google+

Fueron canceladas al menos medio centenar de ferias tradicionales en los municipios del Camino Real, Chenes y sur del Estado, para evitar aglomeraciones masivas y posibles contagios del coronavirus, lo que arrojará pérdidas superiores a los 50 millones de pesos, estimaron sus organizadores, la mayoría de los cuales señalaron que esperan celebrar sus festejos una vez que pase la contingencia.

Entre los eventos masivos tradicionales más importantes sobresale el de Chuiná, en el municipio de Champotón, que atrae a miles de visitantes de toda la Península; el de Tenabo, que es además de los más onerosos, pues los gastos corren a cuenta del Ayuntamiento; el de Hecelchakán, en que se invierten cuantiosos recursos para sus festividades taurinas; el de Hopelchén, que se ha venido realizando ininterrumpidamente desde hace 100 años, y el de Escárcega, cuyo presupuesto es también millonario.

En el municipio de Calkiní, una de las primeras cancelaciones fue la feria anual en honor a San Diego de Alcalá, en Nunkiní, que se desarrollaría del 16 al 20 de abril. Posteriormente se suspendió la Feria de Dzitbalché,  del 3 al 6 de abril, y entre otras cancelaciones destacan las ferias de San Nicolás, en honor al Cristo de las Ampollas, en  donde ya habían bajado la imagen e inició la construcción de palcos para las corridas de toros, pero tuvieron que ser desarmados.

Tampoco se realizarán las ferias del poblado de Concepción, en honor a La Purísima Concepción de María; en Santa Cruz Pueblo, en honor a la Santísima Trinidad; en Santa Cruz Exhacienda, en honor al Cristo del Amor; la de San Antonio Sahcabchen, dónde se venera la misma imagen.

También están los novenarios de San Pedro Apóstol, en Dzitbalché; la Feria de la Flor de Jipi en honor a la Virgen de la Natividad, en Bécal, que se realiza en los últimos días de abril y finaliza en mayo. La fiesta de la colonia de Fátima en Calkiní, que se realiza el 13 de mayo; los festejos en honor a San Isidro Labrador, el 15 de mayo en Nunkiní.

En el municipio de Hopelchén se pospuso la Feria de la Miel y el Maíz 2020, del 16 al 19 de abril, que lleva más de 100 años de realizarse de manera ininterrumpida. La Feria Dzibalchén 2020, del 23 al 27 de abril, en honor a la Virgen de la Dolorosa; la Feria de Iturbide 2020, en honor al Santo Cristo del Amor, programada del 30 de abril al 4 de mayo.

La Feria de Bolonchén de Rejón, en honor al Santo Cristo de las Esquipulas, a realizarse del 8 al 12 de mayo; la Feria del Centenario de la Fundación de Ich-Ek, que debió realizarse del 17 al 23 de marzo, y las festividades en Xmejía, Santa Rita Becanchén y Chunyaxnic.

En el municipio de Tenabo se canceló la feria en honor a Cristo Resucitado, que se realizaría del 15 al19 de abril en Tinún, y la que se hace en honor al Gran Poder de Dios, del 13 al 17 de mayo en Tenabo, donde el Ayuntamiento dispone de cuantioso presupuesto. También se cancelaría el novenario de la Virgen de la Asunción, que se realiza en agosto en la Junta Municipal de Tinún.

En el municipio de Hecelchakán se canceló la Feria de Pomuch en honor a la Purísima Concepción, del 12 al 19 de abril; la de Sodzil, el 21 y 22 de marzo en honor a San Miguel Arcángel; los festejos por los 90 años de la fundación de la Escuela Normal  Rural “Justo Sierra Méndez”, el 13 de abril, y la Feria de Hecelchakán, del 26 al 3 de mayo, en honor al Cristo de la Salud.

Festividades en el sur

En Escárcega fueron suspendidas en definitiva la tradicional feria de aniversario de la fundación de la Junta Municipal de División del Norte, que habría sido el pasado fin de semana, y la de la cabecera municipal en mayo.

En el municipio de Champotón cancelaron en total cinco festejos, cuatro de ellos bajo el concepto de aniversario de fundación. Se trata de la feria anual del poblado de “Carlos Salinas de Gortari”, programada del 18 al 20 marzo. La celebración del módulo de Kukulkán, perteneciente a la zona del Valle de Yohaltún, del 17 al 19 de marzo.

Asimismo, la celebración alusiva a la fundación de la comunidad de San José Carpizo;  la de Aquiles Serdán “Chuiná”, que se realiza en honor a la Virgen de los Dolores, la cual estaba programada del 5 al 10 de abril.

En Seybaplaya fueron suspendidos al menos 10 eventos, entre ellos el proyecto para Payucán 2020, y los festejos anuales de las comunidades rurales y la tradicional feria anual de la ciudad de Seybaplaya, una de las más importantes de la región.

En Candelaria también suspendieron aniversarios, eventos masivos, aglomeración de personas en balnearios y las  fiestas en los ejidos, lo que afecta a por lo menos 150 comunidades que tendrán que posponer sus festejos. Hasta el momento han cancelado como 10 aniversarios, luego de que los comisarios y agentes municipales entendieron la situación de emergencia en que se encuentra el país y las indicaciones sanitarias dictadas por el Gobierno del Estado.

Incluso el municipio negó el permiso de utilizar la sala de usos múltiples del Ayuntamiento para el pago a los adultos mayores, porque estas personas son las más susceptibles y vulnerables a contagiarse con el coronavirus, que son las que enfrentan el mayor índice de fatalidad a nivel mundial.

De acuerdo con algunos organizadores, cada una de las ferias tradicionales requiere de inversiones que van desde 500 mil hasta un millón y medio de pesos, para el pago de conjuntos musicales, toros, toreros, eventos culturales y folclóricos y adecuación de los espacios para el desarrollo de las actividades. Los mayores ingresos se captan por venta de bebidas alcohólicas y las cuotas para ingresar a los bailes y a las corridas de toros.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

Vacías permanecen las playas