Inicio»Local»Vacías permanecen las playas

Vacías permanecen las playas

1
Compartidos
Google+

Por segundo fin de semana consecutivo, las playas campechanas estuvieron libres de visitantes y vendedores ambulantes. Playa Bonita cumplirá 15 días de haber sido cerrada a la población, mientras que en el balneario de Payucán, Seybaplaya, restringieron los accesos con conos. La gente ha respetado la disposición sanitaria de evitar aglomeraciones, y a ninguna persona se le vio en el mar.

Reporteros de TRIBUNA recorrieron el litoral campechano, y corroboraron que ni las altas temperaturas —que rebasaron los 40 grados centígrados—, ni el fin de semana, fueron motivos suficientes para que la gente ignorara la cuarentena impuesta por las autoridades, a fin de impedir la expansión del contagio por el coronavirus o Covid-19.

El administrador de Playa Bonita, Jorge Matos Gómez, confirmó que “hasta el momento no tienen fecha para reaperturar las instalaciones. Lo que sí podemos afirmar es que siguen cerradas las actividades náuticas y turísticas, y la decisión que se tome dependerá del comportamiento y desarrollo de la propagación o en su caso del control del virus en Campeche y México”, indicó.

Estamos en contacto permanente con las autoridades sanitarias y otras que le dan seguimiento al tema. De ellos dependerá que se produzca la reapertura de las instalaciones. La información podríamos darla en los próximos días, aunque por ahora la recomendación es que la gente se quede en sus casas. Es la mejor manera de mantener el control de la enfermedad, apuntó.

Las áreas públicas de Lerma, que regularmente son invadidas por familias campechanas o visitantes, permanecieron vacías, al igual que la calle principal. El comercio de fin de semana quedó reducido de forma importante. No hay venta de pollos asados, frutas de temporada, vinos y licores y los restaurantes se encuentran vacíos.

Las playas en el sitio conocido como el Sombrerón y las casas permanecieron semivacías. Hubo menos presencia que la semana pasada. Esporádicos visitantes. Podían contarse con los dedos de las manos.

En Payucán, a diferencia del sábado pasado, en esta ocasión las autoridades de la Junta Municipal de Seybplaya mandaron a colocar conos en el acceso principal al balneario. Al mediodía, y a pesar del fuerte calor, no había. Las palapas estaban vacías, no se observó ningún vehículo y menos vendedores.

Noticia anterior

Golpea coronavirus a ferias tradicionales

Siguiente noticia

Ubican cuatro nuevos casos sospechosos