Inicio»Local»Podría mercado principal ser un foco de contagios

Podría mercado principal ser un foco de contagios

0
Compartidos
Google+

El mercado principal “Pedro Sáinz de Baranda” continúa siendo un espacio donde fácilmente se puede propagar el Covid-19 por el aglutinamiento de la gente que hace poco efectivas las medidas sanitarias implementadas, y es que los reducidos pasillos de las diversas áreas vuelven imposible tomar la sana distancia.

Los pocos comercios que continúan abiertos han hecho el esfuerzo por ofrecer gel antibacterial o el lavado de manos a sus clientes, sin embargo, otros no acatan las medidas sanitarias, como es el caso de un puesto de frutas que fue levantado por elementos policiacos por carecer de medidas preventivas.

Personal del Ayuntamiento de Campeche toma la temperatura a quienes ingresan a la principal central de abastos, y colocan gel antibacterial, pero el acceso es desmedido, lo que ocasiona que los pasillos de la zona húmeda se saturen, y no se pueda respetar la distancia de al menos dos metros, que se requieren para evitar contagios de coronavirus.

Esta situación se vive con mayor intensidad los fines de semana, cuando las familias salen a realizar sus compras, sin importarles que el mercado principal esté saturado como un día cualquiera.

Pero este sábado se observó un mayor flujo de ciudadanos que acudieron a comprar los ingredientes para realizar la comida con la que celebrarán el Día de las Madres.

Por su parte, los comerciantes del “Sáinz de Baranda” siguen manifestando su descontento por los constantes exhortos a que bajen las cortinas, pues manifestaron que en sus casas no tienen qué comer, y por necesidad se ven obligados a romper la cuarentena.

María Canché Flores declaró que en su puesto de verduras vende lo mínimo todos los días desde que inició el confinamiento social, pero aprovechando la celebración en honor a las mamás abrió desde muy temprano su local, aunque señaló con molestia que los constantes exhortos a regresar a casa le resultan ofensivos, porque no cuenta con el suficiente recurso para darse el lujo de dejar de trabajar por semanas.

Incluso, para este 10 de mayo les pidieron procurar no abrir sus locales para evitar que los ciudadanos acudan al mercado principal a realizar sus compras, y no incrementar el riesgo de contagio, sin embargo, a decir de la comerciante, es una fecha en la que aprovechará a sacar las pocas ganancias que pueda, porque en los siguientes días de la semana las ventas son bajas.

Noticia anterior

Recibe DIF Estatal donativo de despensas de la Sedesyh

Siguiente noticia

Sanitizan unidades de transporte público