Inicio»Local»Aguadas de Calakmul se secan por el estiaje

Aguadas de Calakmul se secan por el estiaje

0
Compartidos
Google+

XPUJIL, Calakmul.— Los cuerpos de agua naturales y artificiales —aguadas— que por años mantuvieron sus lechos con niveles bajos, pero sin secarse en su totalidad, en su mayoría ha colapsado a causa de la sequía, lo que agrava la escasez del vital líquido en esa zona y propicia la migración de especies de fauna como tapir, jaguar, pecarís y venados, que se exponen a morir atropellados en las
carreteras.

En recorridos de TRIBUNA se pudo constatar que se han secado importantes y reconocidos cuerpos de agua, como los de Zoh Laguna, Las Carolinas, La Valeriana y Alvarado, entre las más notorias, además del jagüey de Xpujil y aguadas naturales y artificiales en el interior de la selva.

Esta situación ha ocasionado crisis entre la fauna mayor, y algunos ejemplares han fallecido atropellados en su incansable búsqueda de agua. También aves han muerto de sed, pues sólo pocos estanques conservan algunos residuos del líquido.

Vecinos de las comunidades afectadas señalaron que cada año la situación del agua en esta región es más complicada, pues desde el 2000 las lluvias han sido mínimas debido a que fenómenos como huracanes y tormentas tropicales sólo bordean el territorio de Calakmul y dejan precipitaciones pluviales de bajo impacto, lo que ha generado esta crisis de sequía en los afluentes naturales y artificiales.

“De seguir así, la región se convertiría en zona crítica por falta de agua, mucha fauna perecerá, las actividades productivas estarán perdidas y el abasto a las poblaciones se agravará. Ojalá y las lluvias se hagan presentes, de lo contrario, las lagunas sólo quedarán en la historia de subsistencia de los pueblos aledaños”, refirieron Francisco Reyes, Pascual Pérez, Daniel Vidal y Carlos Yepez, entre otros vecinos de Xpujil.

LAGUNA DE ALVARADO, EN SU NIVEL MÁS BAJO

XPUJIL, Calakmul.—  El cambio climático y las adversas sequías de los últimos años han afectado a la emblemática laguna de Alvarado, que por años abasteció a la región sur mediante el acueducto 16 de Septiembre-Xpujil, de unos 80 kilómetros de longitud, pues hoy está en nivel crítico, casi seca, lo que preocupa a los lugareños que se abastecían de ella para sus actividades productivas.

Gustavo Benítez, Álvaro Flores y Constantino Rodríguez, vecinos de la región, relataron que hace más de 15 años dejaron de extraer agua por recomendaciones de las dependencias ambientalistas, pues el cuerpo de agua había perdido su nivel sin recuperarse satisfactoriamente con las lluvias, “que son mínimas desde hace años”.

Actualmente está a punto de secarse, sin que la mano del hombre pueda hacer algo, pues las condiciones climáticas han sido de intenso calor con bajo potencial de  lluvias.

“Nos preocupa tanto a habitantes de la localidad como a vecinos de poblados aledaños, pues de esta laguna obteníamos agua para nuestro ganado, para regar cultivos y hasta para uso doméstico, pero ahora vemos con tristeza cómo desaparece sin poder hacer algo al respecto. Sólo un huracán con mucha lluvia lograría volver a llenarla”.

 

Noticia anterior

portada

Siguiente noticia

Conanp, INAH y Ayuntamiento buscan soluciones