Inicio»Local»Nada cambia para Sebastián pese al Covid-19

Nada cambia para Sebastián pese al Covid-19

0
Compartidos
Google+

Sebastián Laureano, de 66 años y originario de Tenosique, Tabasco, quien llegó a Campeche hace un par de años, se traslada desde temprana hora en su silla de ruedas adaptada, desde Samulá hasta el mercado principal, para conseguir algo de dinero y tener para comer.

Para él nada cambia con la pandemia del Covid-19, pues siempre ha tenido que vivir al día. En un rincón del “Pedro Sáinz de Baranda” se acomoda en su silla de ruedas que usa debido a una mala inyección que le aplicaron de pequeño y le causó pérdida de movilidad de una de sus piernas; la otra le cobró factura con el paso de los años.

Con micrófono en mano y una pequeña bocina se dedica a cantar para ganarse algunas monedas.

Su jornada empieza desde las nueve de la mañana y concluye a las tres de la tarde, hora en que cierran el centro de abasto por la pandemia del Covid-19.

Noticia anterior

Simula niño ser el doctor Hugo López-Gatell

Siguiente noticia

No acostumbramos a sacrificarnos: cura