Inicio»Local»Protestan contra la CFE

Protestan contra la CFE

0
Compartidos
Google+

Decenas de campechanos en las oficinas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) exigieron explicaciones sobre los exorbitantes cobros que pretende, porque incluso pese a que los negocios permanecen cerrados por la contingencia del Covid-19, duplicaron o triplicaron sus recibos bimestrales.

Con pancartas y encabezados por el diputado local del Partido Acción Nacional (PAN), José Inurreta Borges, los quejosos reprocharon que la paraestatal se lave la manos ante este atropello. Instalaron un ‘tendedero de quejas’, donde colgaron sus recibos y evidenciaron que duplicaron y hasta triplicaron los cobros.

“Si pagamos la luz no comemos”, recriminó doña Genoveva Sánchez, vecina de Colonial Campeche, al revelar que de 400 ahora debe pagar casi tres mil 700 pesos, a pesar de que han cambiado su medidor en tres ocasiones. Ramón Bañuelos, del barrio de San Francisco, denunció que a pesar de que su taller de carpintería permanece cerrado y con el servicio de electricidad suspendido, la CFE le está cobrando mil 900 pesos.

La empresaria carmelita Olimpia Álvarez Casanova declaró que aunque los negocios están cerrados desde marzo, los recibos superan los 10 mil pesos. Llegó en 12 mil 270 pesos, hice el reclamo, van disque a revisar, y lo dejan en cuatro mil 960. ¡Pero está cerrado el negocio! No hay ingresos ni forma de pagar. La CFE tiene que reaccionar, atajó la también excandidata a la gubernatura.

A Arturo Sandoval, vecino de Granjas, la CFE lo acusó de usar otro medidor para robar energía eléctrica, por lo que advirtió que denunciará ante la Fiscalía General del Estado (FGE).  Alfredo Castro Vargas sentenció que es falso que por el confinamiento derivado de la contingencia sanitaria, los ciudadanos vayan a pagar más por el servicio de energía eléctrica.

El diputado panista Inurreta Borges advirtió que iniciará una lucha civilizada para exigir a la CFE que revise los medidores y detenga los exorbitantes cobros. Toda la gente se está quejando, esto no es un invento, aquí están los ciudadanos de manera libre manifestando su inconformidad, porque como dijo una señora: “No me va a matar el Covid, me va a matar el recibo de luz”.

Minutos antes de ingresar a la Superintendencia para exponer las quejas de la ciudadanía, aseguró que solicitaría que se revisen los recibos del bimestre correspondiente a abril y mayo, así como los medidores casa por casa, pues consideró que es un abuso contra la población.

Confirmó que la superintendente no lo recibió y lo citó para el próximo jueves, con la condición de ir solo y sin alborotos. Le exigiré a la CFE que detenga los altísimos cobros, pues consideró un insulto que en plena pandemia recete un fuerte golpe a la economía de las familias campechanas.

Noticia anterior

Reportan 5 muertes y 14 casos más de Covid

Siguiente noticia

Profeco espera más quejas por altas tarifas