Inicio»Local»Inundaciones dañan a Hampolol y Chemblás

Inundaciones dañan a Hampolol y Chemblás

0
Compartidos
Google+

Inundaciones en al menos 10 viviendas de Hampolol, las cuales tuvieron que ser desalojadas y habilitado un refugio temporal para los damnificados, y el cierre del camino de acceso a Chemblás por el alto nivel del agua, provocaron ayer escurrimientos de las zonas altas del Valle de Edzná y Santa Rosa y parte de Hopelchén.

En Hampolol al menos 10 viviendas ubicadas cerca de la carretera federal Campeche-Mérida quedaron inundadas por la subida del agua, y negocios que se encuentran a la entrada dejaron de brindar servicios. Algunas personas tuvieron que trasladar sus pertenencias al refugio que se habilitó en la  escuela primaria de la comunidad.

María Paredes Huicab narró que “en Hampolol no son frecuentes las inundaciones. En mi caso, desde el huracán Isidoro no nos veíamos tan afectados, pero ya puse a salvo mis cosas. Todo mi patio se inundó, y tuvimos que poner a salvo también a algunos animalitos”.

En el camino de acceso a Chemblás la situación se complicó en las primeras horas del miércoles, cuando los escurrimientos alcanzaron en algunos tramos más de 50 centímetros de altura, por lo que fue necesaria la presencia de autoridades municipales.

Los pobladores que se dedican a la venta de cilantro, rábano y otras hortalizas tuvieron que ser rescatados en horas de la madrugada con un volquete de la Junta Municipal de Hampolol, para poder salir a comercializar sus productos.

Pobladores como Carlos Chim explicaron que  el agua comenzó a subir más de 10 días después de que se fue la tormenta tropical Cristóbal. Algunas lluvias fuertes han impedido que baje el nivel, y por el contrario, sigue aumentando. El apoyo que necesitamos es para que se pueda salir y entrar a la comunidad, sobre todo quienes trabajamos con hortalizas y tenemos que salir a ganarnos la vida”, indicó.

La presidenta de la Junta Municipal de Hampolol, Graciela Mauri Pech Pavón, manifestó que un cerro obstruyó el paso natural del agua del dren que permanecía por arriba de sus niveles normales por la abundante lluvia de las últimas semanas, y la fuerte precipitación de la tarde del martes ocasionó el desbordamiento.

El dren permanece prácticamente seco la mayor parte del año, aseguró, y sin embargo las constantes lluvias provocaron que se mantuviera en niveles altos, y con unas horas de precipitación rebosó, en perjuicio de los pobladores de Chemblás y Hampolol.

Noticia anterior

portada

Siguiente noticia

Dos defunciones y 40 nuevos contagios