Inicio»Local»Pulperos, sin dinero para salir a la pesca

Pulperos, sin dinero para salir a la pesca

1
Compartidos
Google+

La falta de mercados para comercializar el pulpo y la parálisis de las dependencias del sector para liberar los permisos para la captura, causan incertidumbre entre los dedicados a la pesca, que además carecen de recursos para avituallamiento, porque los permisionarios no han accedido a financiarlos como “adelanto” por la entrega del molusco.

El presidente de la Federación de Cooperativas Pesqueras de Campeche, Pedro Gonzalo Chi Pech; el líder de Pescadores Unidos en Defensa del Mar, José Virgilio Pérez Chan, y el dirigente de la Cooperativa Punta Xpicob de Lerma, Martín Tun Zetina, lamentaron que a menos de dos semanas del inicio de la temporada, hasta el momento ni el Centro Regional de Investigaciones Acuícolas y Pesqueras (Criap), ni el Instituto Nacional de Pesca (Inapesca), ni la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) han informado sobre las cuotas de aprovechamiento ni sobre la regularización de la actividad.

“Por la pandemia se tienen más argumentos para no dar a conocer el comportamiento de la especie, de la pesquería. No sabemos quiénes nos pueden informar y en algunas ocasiones las dependencias permanecen cerradas”, denunció Chi Pech, y se quejó de que “no sabemos nada del tamaño, peso y volumen que podría ser aprovechado”.

En Campeche, añadió, se tienen desventajas, porque en Yucatán no sólo sacan pulpo maya sino también el Octopus vulgaris y muchos se amparan en eso para aprovechar la captura de las dos especies. La cuestión es que cada año Yucatán rebasa las cuotas.

Tun Zetina sostuvo que no hay avance en el avituallamiento de las embarcaciones, la compra de jimbas, cordeles o reparación de motores y lanchas, “ya que el permisionario no quiere soltar dinero, porque hay pescadores que aún debemos lo que nos adelantaron el año pasado”.

Recordó que desde la temporada 2019 la situación es complicada, porque el pulpo no alcanzó mejor precio que en 2018 y las cifras de producción bajaron. En 2018 se vendió hasta en 120 pesos el kilo a pie de playa, y el año pasado cuando mucho se pagó a 70 pesos. Hay mucho en el mercado nacional, y en el internacional se saturó por la producción de Marruecos desde el año pasado.

Pérez Chan reconoció que la temporada de pulpo es de la más esperada en el año, pero la pandemia sigue afectando. No sabemos aún si habrá comercializadores que se interesen, pues en Yucatán circula la versión de que se podría comenzar a trabajar en septiembre u octubre.

Los pescadores y la mayoría de los permisionarios están descapitalizados. Estos casi siete meses de 2020 han sido muy duros para el sector, “viviendo situaciones que no se habían padecido en muchas décadas, así que la gente no tiene muchas expectativas, y de las autoridades nadie dice esta boca es mía”.

Por su lado, el titular del Centro Regional de Investigación Acuícola y Pesquera (Criap), Saúl Pensamiento Villarauz, se negó por enésima ocasión a informar sobre los estudios de prospección de la biomasa existente del pulpo en el Golfo de México, tal y como ocurrió en el 2019, previo a la temporada, cuando la información se obtuvo en las oficinas de Yucatán.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

A las aulas cuando semáforo esté en verde; sin fecha aún