Inicio»Local»Calla el IMSS sobre manejo de muertos

Calla el IMSS sobre manejo de muertos

0
Compartidos
Google+

Calla el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en relación a las fotografías difundidas en redes sociales donde se observan cadáveres embolsados y amontonados, uno encima de otro, en el Hospital General de Zona (HGZ) de la ciudad capital.

En tarjeta sólo informó que hasta el 25 de julio el HGZ No. 1 registraba ocupación del 76 por ciento de su capacidad (104 camas ocupadas aparentemente) y el HGZ No. 4 con el 44% (22 camas). Por lo tanto, existe capacidad operativa suficiente para atender la demanda actual de pacientes con diagnóstico positivo a Covid-19.

El IMSS Campeche señaló que habilitó por la emergencia sanitaria 189 camas para atender a pacientes con coronavirus. De éstos, 139 están en el HGZ No. 1 y 50 en el HGZ No 4. Con los recientes datos habría entonces 63 camas disponibles, 35 en la capital y 28 en Ciudad del Carmen.

Pero no hubo ninguna alusión a las fotografías difundidas en redes sociales, donde se observa el apilamiento de cadáveres en la morgue, aunque de acuerdo con versiones de familiares de varios pacientes que han fallecido en ese nosocomio, el problema es el trámite administrativo para entregar el acta de defunción y la orden de sacar los cuerpos.

Lo difusión de las fotos causó malestar en varios internautas, que manifestaron que no se respetó el trato digno al cadáver, como exige la Ley General de Salud en Materia de Control Sanitario de la Disposición de Órganos, Tejidos y Cadáveres de Seres Humanos y las Normas Oficiales Mexicanas.

De acuerdo con los “Lineamientos de Manejo General y Masivo de Cadáveres por Covid-19 en México”, se debe evitar la potencial saturación de los sistemas de manejo de cadáveres, con estrategias de gestión administrativa para prontitud en la expedición de certificados de defunción y el envío del cuerpo a su destino final.

También “una fase acelerada para manejo masivo de cuerpos y establecer las directrices para el manejo ético, seguro, transporte y disposición final de cadáveres que presenten confirmación o sospecha de infección por SARS-CoV-2”.

La dimensión de la gravedad en la desatención a la derechohabiencia puede deducirse de la llegada el pasado viernes de 26 médicos y enfermeras provenientes de Querétaro y el Estado de México, que auxiliarán en las labores hasta ahora desarrolladas por campechanos.

Noticia anterior

Tanque elevado, ‘elefante blanco’

Siguiente noticia

Diez muertes y 85 nuevos contagios