Inicio»Local»Por la pandemia más contratos de seguros

Por la pandemia más contratos de seguros

0
Compartidos
Google+

Hasta en 20 por ciento aumentaron las solicitudes de personas no afiliadas a ninguna institución pública de salud y derechohabientes de los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) para la contratación de seguros de vida y de gastos médicos mayores, ante la propagación de la pandemia del Covid-19 y la paulatina saturación de los hospitales para atender a los contagiados.

Emilio Vanegas Navarrete, asesor de empresas  de  seguros, señaló que los trabajadores de la iniciativa privada y del sector  público,  pese a tener seguridad social, son los que están contratando pólizas individuales, que son las de vida por fallecimiento o por gastos médicos mayores.

Por la pandemia, la mayoría de las aseguradoras en la ciudad capital destacan los convenios signados con clínicas y hospitales privados, especialmente con el centro de atención médica de alta especialidad el Hospital “Vossan”, al tener camas para pacientes con Covid-19.

Al existir convenios, destacan que es posible hospitalizar a una paciente con Covid, además de que se mantiene comunicación constante con los enlaces en  nosocomios, para conocer el registro de camas ocupadas y desocupadas.

El director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), Recaredo Arias, destacó que cada compañía opera de manera particular sus convenios con cada hospital y también a nivel de asociaciones, y el fin general es evitar que los costos aumenten en las pólizas de gastos médicos por Covid-19.

El objetivo es ver cómo se puede contener costos, pues con el Covid-19 los precios son altos en los tratamientos y todo lo que es el equipamiento del personal médico, añadió.

BAJOS NÚMEROS

Reportes de casos Covid en población asegurada destacaban que de 362 mil 274 casos en México, sólo el 1.34% tenía seguro de gastos médicos. EL caso de mayor monto  acumuló  gastos por 15 millones 384 mil 826 pesos, cuando el promedio es de 435 mil 176 pesos. De manera específica, la AMIS informó que hasta el 20 de julio el costo promedio por internamiento hospitalario en el país era de 347 mil 792 pesos, y este tipo de atención era la más requerida.

Una intubación sin ingreso al área de UCI por persona cuesta en promedio 947 mil 709 pesos, ingresar a una UCI valdría 920 mil 240 pesos, y las atenciones no especificadas pueden costar por persona 414 mil 889 pesos, mientras que por el tratamiento meramente ambulatorio se podrían desembolsar 14 mil 449 pesos.

De acuerdo a los asesores de reconocidas aseguradoras en Campeche, la importancia de los seguros para gastos médicos no sólo debe limitarse a la nueva enfermedad del coronavirus (Covid-19), sino estar prevenidos para atender otras patologías.

Recordaron la importancia de contar con protección privada, como parte de las prioridades que debe tener una familia o cualquier persona que trabaja o  tiene   ingresos, tomando en cuenta la falta de atención en las dependencias públicas, sobre todo por la actual emergencia sanitaria.

TIEMPO Y CANDADOS

Una vez que se contrata un seguro, lo recomendable es generar antigüedad, porque hay algunas enfermedades como el cáncer, que tiene un periodo de espera de tres años. Si la persona lo contrató en 2020, lo podrá hacer válido tres años después.

El tiempo de duración del contrato  es diverso. Puede ser de un año, mensual,  trimestral y semestral y varios sugieren pagarlo de manera anual, según las posibilidades para garantizar estar cubierto con un seguro durante 12 meses.

Para obtener un seguro de cualquier modalidad hay facilidades de pago y hasta meses sin interés, de liquidarse a través de tarjetas de crédito, dependiendo también de la compañía. Una vez concluido el contrato establecido, el cliente tendrá la opción de renovar según sus facilidades, pero es de destacar que no podrá recuperar lo invertido.

Las pólizas no son obligatorias. Las puedes cancelar en cualquier momento sin ningún problema, y sin embargo lo pagado no puede recuperarse, pues el seguro funciona como renta o servicio. En el momento en que se utiliza la aseguradora te va a responder, y si se desea cancelar, pues se procede, señalaron los asesores.

La protección de  un seguro  por gastos médicos  inicia desde el día uno, cuando se da de alta el número de la póliza y un trámite de contratación lleva de tres a cinco días para tener autorización.

Sin embargo, “existen dificultades para aquellas personas que resultaron positivas a Covid-19, y que apenas desean contratar una póliza de gastos médicos para solventar la dificultad no sólo de salud por la que atraviesan, sino de tipo económico, y obviamente resulta imposible cubrir sus gastos, al surgir la enfermedad antes de estar asegurado.

Noticia anterior

portada

Siguiente noticia

Récord, de 30 muertos y 77 contagios