Inicio»Local»Arriesgarse al contagio, o morir de hambre, su reto

Arriesgarse al contagio, o morir de hambre, su reto

0
Compartidos
Google+

Trabajar con el riesgo de infectarse de Covid-19, o morir de hambre, es el lema con el que don Julio Loeza se levanta todas las mañanas, y a bordo de su silla de ruedas, se dirige a la avenida Francisco I. Madero, mejor conocida como La Ría, a vender periódicos y golosinas, pues afirma que en más de 20 años no se vivía una crisis económica tan aguda en el Estado.

Las arrugas de sus manos y rostro, que denotan cansancio, no han sido impedimento para el septuagenario, quien durante dos décadas se ha dedicado a la venta de rotativos, entre ellos TRIBUNA, haciéndola su modo de vida.

Un sombrero, un cubrebocas y dos sillas acompañan al voceador que, atravesándose entre los coches detenidos a la espera del semáforo verde, ofrece periódicos y palanquetas a los automovilistas a cambio de unas cuantas monedas.

Visiblemente cansado por la edad, don Julio narra que la magnitud de la actual contingencia sanitaria ha afectado hasta la venta de periódicos, pero debe salir diario a trabajar con el riesgo de enfermarse o, de lo contrario, morirá de hambre, o tendrá que pedir limosna.

Acepta que la situación económica que está dejando la pandemia es muy dura para todos, principalmente para quienes viven al día, y tienen que salir diariamente a las calles, arriesgándose, a buscar el sustento familiar.

Reconoce que como él, cientos de campechanos tienen dificultades para obtener recursos, aunado a su condición parapléjica, que prefiere no usar para pedir dinero, y mejor sigue laborando para ganarlo de forma honesta.

Bajo los intensos rayos del sol, el hombre de la tercera edad lamenta que el coronavirus ha mermado sus ventas, pero ha tenido que buscar la forma para no regresar a casa con las manos vacías, ya que tiene que pagar los gastos del hogar, deudas, así como sus alimentos.

Tras varias horas de venta, don Julio retorna a su vivienda con unos pesos, al tiempo que recomienda a los jóvenes “echarle ganas a la vida”.

Noticia anterior

Advierte OMS que México subestima la pandemia de Covid-19

Siguiente noticia

Prueba