Inicio»Local»Alarma en municipios muertes por Covid-19

Alarma en municipios muertes por Covid-19

0
Compartidos
Google+

La muerte de unas 600 personas en nueve municipios campechanos alarma a sus habitantes, que estiman que al menos el 40 por ciento —unos 240— se debieron a la pandemia del Covid-19, lo que ha traído como consecuencia que ya no haya espacio en los cementerios públicos y que los hospitales se encuentren saturados.

Reportes de nuestros corresponsales señalan que si bien es cierto que la cifra de contagios se redujo significativamente en esta semana, no ocurrió lo mismo con la cantidad de muertos, y se constató que se han registrado hasta cinco defunciones en el seno de una misma familia, como consecuencia del virus.

Debido a que la Secretaría de Salud se ha negado a informar sobre la cifra de muertes por Covid-19 en cada uno de los municipios, los datos son extraoficiales, y las estadísticas se elaboran con los reportes del Registro Civil o por el anuncio de los familiares de los fallecidos.

Por ejemplo, en Hecelchakán murieron en tres meses y medio más de 53 personas. Sepultureros de los panteones indicaron que hay fallecidos por Covid-19, otros por vejez o problemas crónicos, pero todos llegan cubiertos con plásticos, por lo que son depositados en las bóvedas lo más pronto posible, y no se permite la entrada de más de diez personas a los servicios funerarios o religiosos, comentaron.

Entre los personajes hecelchakanenses que fallecieron por Covid-19 en el periodo de la pandemia destacan Fernando Cetz Collí, maestro de primaria. Su madre falleció el mismo día. Otros fueron los profesores David Cambranis Pacheco, Luis Alfonso Pacheco González, el ingeniero Jorge Antonio Molina Cetz  y la delegada del Sindicato de los Tres Poderes, Yolanda Mendoza Chel. Su mamá también falleció por la enfermedad.

En Hopelchén se reportan 40 fallecimientos, la mayoría por coronavirus, y entre los personajes destacados están el exalcalde Jorge Lara López, Atilano Tut Cab, exdirigente de la Asociación Ganadera Local; don Mario Toraya Uc, Mario Audomaro Canul Acosta, exdirectivo de Miel y Cera de Campeche, y el empresario horticultor Pedro Aké Dzul, de Ich-Ek, que empleaba a más de 200 jornaleros.

En este municipio se registró el fallecimiento de hasta cinco integrantes de una misma familia. Todo, en el lapso de un mes, aunque los deudos pidieron respetar el duelo y no publicar nombres ni apellidos. Los encargados de los panteones confirmaron que debido al incremento en la cifra de muertos, ya casi no hay espacio para nuevas inhumaciones.

En Calkiní se desconoce la cifra de muertos por Covid-19, pero se estima que han fallecido más de 60 personas este año, entre ellos el líder magisterial Mario Trinidad Tun Santoyo, el cantante Wílliam Balan, el policía jubilado Abelardo Lavadores Huchín, el profesor Esteban Cruz Chi Salazar, de Bécal, el maestro jubilado José Rafael Talavera Sosa, el promotor del gremio de abastecedores Jorge Manuel Ordóñez Rodríguez, la exregidora y dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos (CNC) Manuela Poot Chi, el maestro de guitarra Manuel Jesús Maas, el  profesor jubilado y exampáyer de béisbol de Tepakán Jose Gregorio Martín Chi Cahun y los profesores Marco Antonio González Avilez y Ramón Berzunza.

Familiares de varios enfermos aseguraron que en el Hospital Comunitario ya no hay espacio para los enfermos graves de Covid-19, por lo que son enviados a sus casas para que sean atendidos de manera particular. El panteón municipal también se encuentra saturado.

En Tenabo, en lo que va de 2020 se registran 75 decesos, de los que alrededor de 20 fueron por Covid, y entre los más destacados están el dirigente de los Pueblos Mayas, Marcelino Chan Euán y Rodolfo Balán Rodríguez, de Tinún, Según el director de Catastro, David Ku Kantun, en promedio se registraban al mes entre 4 y 5 decesos, pero desde junio la cifra aumentó a entre 17 y 20 por ciento, lo que provocó que los espacios en los cementerios fueran insuficientes.

Noticia anterior

Dabar (*)

Siguiente noticia

Se disparan las defunciones