Inicio»Local»Show de pescadores en el Palacio Federal

Show de pescadores en el Palacio Federal

2
Compartidos
Google+

Enardecidos por la falta de respuesta de los funcionarios de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) y de la Secretaría de Bienestar (Sebien) a sus peticiones de crédito emergente y subsidios para comprar diesel marino, camaroneros de la ciudad capital insultaron, jalonearon y empujaron al coordinador estatal de la Conapesca, Ramón Ochoa Peña, que sorprendido y aturdido se refugió entre la multitud.

Encabezados por el presidente de la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras de Altura, Ángel Castillo Novelo, los pescadores cumplen su segunda semana de protestas y manifestaciones sin resultados hasta anoche.

También increparon al delegado regional de Programas para el Desarrollo en el Estado, Manuel Zavala Salazar, y lo acusaron de engañarlos para no entregarles los apoyos solicitados al Gobierno Federal.

Con gritos, insultos, rechiflas, mentadas de madre y reclamos de toda índole, los pescadores acusaron que ya pasó más de una semana desde que iniciaron su protesta, y los funcionarios de la 4T no han dado fecha para iniciar la dispersión de los recursos, mientras que sus familias llevan más de cinco meses ‘muriéndose de hambre’.

Ya basta. Que dejen de ningunearnos y mentirnos, expresaron. Los gestos eran de profundo malestar, coraje e impotencia. Se temió en algunos momentos que le propinarían algunos golpes a los funcionarios.

Zavala Salazar aseguró que a pesar de que el programa Bienpesca había cerrado, la delegada Katia Meave Ferniza gestionó ante la Dirección General de la Conapesca que se incorporara a los pescadores campechanos que no pudieron inscribirse, por estar trabajando en altamar.

Culpó a Castillo Novelo de entregar la documentación de sólo 60 de los 193 productores que faltan por inscribir al padrón de beneficiarios, lo que condujo a que fuera abucheado.

Ochoa Peña, más calmado, aunque con la voz temblorosa a ratos,  confirmó que se buscará apoyarlos a través del programa Bienpesca, pero pidió paciencia para ‘bajar’ los recursos que ascienden a más de un millón de pesos.

Los camaroneros exigieron por escrito y firmado los compromisos de la Federación, mientras que los funcionarios prometieron agilizar la entrega de apoyos. Sin embargo, armaron un zafarrancho al negarles el acceso a Palacio Federal para ser testigos de los acuerdos.

Castillo Novelo llamó al orden, y sus compañeros atendieron su pedido. Una comitiva de pescadores ingresó a la reunión privada, mientras que el resto concedió un ultimátum de tres días para recibir los apoyos, porque de lo contrario tomarán la sede del Gobierno Federal por tiempo indefinido.

Noticia anterior

portada

Siguiente noticia

Corrigen fallas de clases a distancia