Inicio»Local»Equivoca IMSS cuerpo del policía calkiniense

Equivoca IMSS cuerpo del policía calkiniense

0
Compartidos
Google+

Del dolor al enojo pasaron familiares del policía calkiniense José Fernando Chab Chuc, quien perdió la vida a causa del Covid-19, ya que antes de la inhumación se percataron que el cuerpo en el ataúd no era el de su pariente. Por ahora no hay último adiós.

Al parecer, se trató de una equivocación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Campeche, donde el occiso estuvo hospitalizado hasta morir.

Los familiares explicaron que al momento de recibir el cuerpo, les pidieron no abrir la caja, que estaba sellada. No quisieron hablar más con los medios de comunicación. “Por ahorita no diremos nada, estamos muy molestos contra el IMSS por esta negligencia”, se limitaron a señalar.

Todo se originó porque la hija de Chab Chuc pidió abrir el féretro. No está claro qué autoridad lo permitió, ni qué medidas tomaron para
hacerlo.

No faltaron los comentarios de que este tipo de hechos seguramente ocurre con otros familiares de víctimas mortales del Covid-19, pues los dolientes tienen prohibido abrir el ataúd. “Urge una aclaración y sancionar al o los responsables, pues sólo hacen más dolorosa la pérdida de un ser querido”, exigieron.

INDIGNACIÓN

El alcalde Roque Jacinto Sánchez Golib dijo estar muy indignado con lo ocurrido, pues acompañaba a los deudos en la despedida del hoy extinto policía.

“Antes de ser enterrado, nos enteramos de que no es el cuerpo el que entregó el IMSS. Familiares, policías y todos estamos molestos y exigimos respuesta. Ahora me estoy comunicando con el Seguro Social para que vean qué sucedió, y aclarar todo esto”.

El comandante operativo Ángel Silva Cach, refirió: “En el IMSS saben qué sucedió con el cuerpo, tienen que darlo a conocer, pues la familia asegura que no es su pariente, no es nuestro compañero. Lamentamos esto, es muy doloroso lo sucedido, sobre todo que nosotros como policías, estamos todo el día en la calle expuestos a este virus”.

Aunque reconoció que por su labor no pueden evitar exponerse, afirmó que esperan pronta solución, es decir, la entrega del cuerpo que corresponde, de lo cual estarán al pendiente.

Al cierre de edición no se sabía la solución al problema, pues la funeraria subió de nueva cuenta el ataúd para regresarlo a la capital y devolver el cuerpo equivocado. Algunos familiares viajaron en vehículos particulares a reclamar por lo sucedido.

Noticia anterior

portada

Siguiente noticia

Honores a otro difunto