Inicio»Local»Vendedores de cerveza piden fin a la ley seca

Vendedores de cerveza piden fin a la ley seca

1
Compartidos
Google+

Cerca de cien propietarios de minisúpers y expendios de cerveza protestaron ayer en Palacio de Gobierno para exigir el levantamiento de la ley seca, porque ya no tienen ingresos para el sostenimiento de sus familias, y los que se aprovechan de estas restricciones son los dueños de clandestinos, mientras que otros acuden a estados vecinos a comprar alcohol y lo revenden en Campeche.

Encabezados por Carmen López Calderón, señalaron que no pueden seguir sosteniendo sus comercios por la falta de ingresos, ya que no tienen margen de operación tras cinco meses de pandemia y casi cuatro meses de no tener ingresos importantes, como las ventas en las vacaciones de verano.

“Dialogamos con el secretario de Gobierno, Pedro Armentía López, y nos pidió que no nos desesperemos, que hay que aguantar. Que si ya aguantamos 15 días el semáforo amarillo, hay que esperar un poquito más para poder estar al cien por ciento”.

Acusaron que son más de cien comerciantes los afectados por la falta de venta de cerveza, y manifestaron que pese a esta medida se siguen registrando accidentes,  aunque se supone que no hay consumo de alcohol. Esto prueba que los clandestinos están obteniendo jugosas ganancias de la medida impuesta por el gobernador Carlos Miguel Aysa González, a quien pidieron los escuche y atienda sus demandas.

Necesitamos que nos apoye el Gobierno para abrir, porque no somos uno, somos más de cien personas que dependemos de nuestros negocios. Nadie lo ve así. No tenemos qué comer, porque ya nos gastamos nuestros ahorros”.

Si la autoridad quiere, la apertura puede ser durante determinados días y determinadas horas, ya que lo único que queremos es obtener ganancias para sobrevivir. “Si no vendemos cerveza no ganamos… ¿Quién nos da para la escuela? Nadie”.

Luego de la breve reunión, los comerciantes coincidieron con la autoridad estatal en la necesidad de evitar un rebrote, por lo que esperarán que los casos sigan a la baja para que se levante la ley seca, y sean abiertos los minisúpers de manera indefinida.

Noticia anterior

Primero la salud y después negocios

Siguiente noticia

Sin respuesta a peticiones de los pescadores