Inicio»Local»Trastornos mentales por Covid crecen 10%

Trastornos mentales por Covid crecen 10%

0
Compartidos
Google+

Las consultas por trastornos de angustia, pánico, estrés, emocionales y depresión aumentaron en 10 por ciento en el primer semestre del año, y son los principales padecimientos que se han manifestado en la población campechana durante la pandemia, que incluso pueden “volverse virales” a través de redes sociales, por miedo o riesgo a contagiarse y por estar aislados en sus casas, advirtieron especialistas.

El presidente del Colegio Médico de Psiquiatría de Campeche y director del Hospital Psiquiátrico de Campeche, Saúl Arroyo Rodríguez, señaló que este incremento en las consultas va en relación con los aspectos psicológicos de la pandemia que han impactado en la población. Se espera que continúe el incremento de casos de ansiedad relacionados con ella en el segundo semestre del año.

También se ha observado incremento de trastornos de ansiedad en el personal que labora en los servicios de salud, por lo que es necesario implementar intervenciones para que los participantes reconozcan sus recursos, desarrollen estrategias de afrontamiento, brindarles psicoeducación, acompañamiento y escucha empática, fomentar la vinculación e identificación de la necesidad de ayuda profesional.

En particular, esta ansiedad también podría propagarse a través de las redes sociales, lo que a menudo causa que la ansiedad en sí misma «se vuelva viral». Por ello los profesionales de la salud mental deben adoptar su papel interdisciplinario como consultores y como enlace entre epidemiólogos, funcionarios de salud pública y el público en general.

Es probable que los afectados por la cuarentena, independientemente de su estado de salud, denuncien angustia debido al miedo y las percepciones de riesgo, que puede amplificarse ante la falta de claridad. Manejar la ansiedad durante el aislamiento y la cuarentena requiere un enfoque múltiple que se base en el apoyo, la tranquilidad, el suministro de información útil y la resolución de problemas prácticos para pacientes, y que utiliza medicamentos cuando sea necesario, apuntó.

El presidente del Colegio de Psicólogos del Estado de Campeche, Luis Miguel López Cuevas, explicó que cuando hay situaciones inesperadas y no predecibles en cualquier ámbito familiar, social, laboral o escolar, se generan crisis, y los seres humanos responden de diferente manera. Depende de cómo se haya enseñado a responder.

La crisis resulta de factores estresantes y la pandemia. “Vienen con temor a contagiarse y a morir, y la ansiedad ataca el cuerpo y resulta ser abrumador, porque genera emociones fuertes y se da en cualquier edad, pero principalmente en jóvenes y niños, porque son los que menos han salido”.

Lidiar con tu estrés y el de la familia o del trabajo en la misma casa, afecta. Antes para quitarse eso salían, y ante el confinamiento empiezan discusiones, violencia y tristeza por pérdidas humanas o por el desempleo, manifestó.

A quienes están encerrados con soledad constante y no conviven con nadie por ser personas de alto riesgo o tener enfermedades que pueda afectarles esta pandemia, también les causa severas afectaciones, subrayó.

TRATAMIENTO ESPECIALIZADO

Arroyo Rodríguez expuso que en casos de pacientes sin problemas preexistentes significativos, los episodios de ansiedad pueden tratarse con ciclos de medicamentos a corto plazo. Los pacientes con trastornos por uso de sustancias activas que están en cuarentena pueden requerir desintoxicación.

El apoyo psicológico profesional puede no ser necesario durante el aislamiento o cuarentena, pero debe estar disponible para trabajadores de la salud de forma aislada. Es posible que se les informe sobre reacciones de estrés y cómo se asesorará después del aislamiento, aunque la mayoría de los proveedores no lo necesitan. Sin embargo, en algunos casos, que incluyen enfermedades médicas preexistentes, puede ser necesaria una intervención psiquiátrica real.

Brindar atención psiquiátrica a sobrevivientes y trabajadores de la salud después de un brote de pandemia es un imperativo complicado, pero crucial, al servicio de reducir la carga del sufrimiento humano, añadió.

Por esa razón se requiere que profesionales de la salud mental continúen con las atenciones psiquiátricas y psicológicas, para garantizar a la población servicios de salud mental.

López Cuevas señaló que algunas de las medidas para mejorar la salud mental durante la pandemia, y así prevenir la aparición de cuadros de ansiedad que deriven en trastornos, es contar con redes de apoyo. Para ello es vital mantenerse en contacto con familiares, amigos y compañeros a través de medios electrónicos. Reduce el estrés generado por el aislamiento.

Evitar sobreexposición a las noticias. Estar constantemente recibiéndolas en relación con las víctimas de la enfermedad, puede proporcionar un panorama poco alentador, lo que incrementa la ansiedad. Reducir esa exposición ayudará a prevenir la ansiedad.

Acudir a los servicios de salud mental, en caso de presentar síntomas de insomnio y ansiedad intensa, que mermen de forma importante la funcionalidad o el bienestar de la persona. Aquí es necesario ver a los profesionales de la salud mental.

Arroyo Rodríguez mencionó que se atiende la versión psicológica como psiquiátrica, y en ambos casos se canaliza si requiere tratamiento farmacológico para mejorar niveles de ansiedad y otros medicamentos antidepresivos, porque mejoran las ideas y tranquilizan al paciente, y los ansiolíticos, que les llaman calmantes, que también son relajantes.

Noticia anterior

Dabar (*)

Siguiente noticia

Mantendrán algunas restricciones