Inicio»Local»Relajan medidas preventivas por semáforo verde

Relajan medidas preventivas por semáforo verde

0
Compartidos
Google+

Campeche vivió su primer día dentro de la “nueva normalidad” que marca el semáforo  epidemiológico en color verde, con el relajamiento casi generalizado de las medidas de prevención, pues numerosas personas salieron a las calles sin cubrebocas, algunos establecimientos comerciales retiraron las alfombras sanitizantes o bien ya no funcionaban, en tanto que el transporte público operó casi  al 100 por ciento de su capacidad y en muchas ocasiones sin los protocolos de prevención.

A pesar de que en redes sociales numerosos internautas advirtieron que pese a que las autoridades federales autorizaron para Campeche el semáforo verde, ellos seguirían cuidándose como si estuvieran en el rojo, fue evidente en las calles que mucha gente dejó a un lado las medidas preventivas e ingresó a la fase de la “nueva normalidad” como si la pandemia hubiera desaparecido.

Campeche es el primer Estado del país en migrar al semáforo verde, lo que permite la reapertura de prácticamente todas las actividades, situación aprovechada por muchos, pues fue visible el incremento en la movilidad, sobre todo en calles del Centro Histórico, el mercado principal y sus alrededores, donde las concentraciones de gente impidió en algunos casos respetar la sana distancia.

Los portales del Parque Principal, la calle 53 y otras arterias estuvieron más concurridas que otras veces, mientras en los bancos las filas se formaron sin importar la distancia mínima permitida, pues la gente busca un poco de sombra aunque signifique poner en peligro su salud.

Algunos por diligencias salieron de sus casas, sobre todo para hacer compras de despensa, pago a tiendas departamentales, a la farmacia o al mercado, y otros para visitar las diversas tiendas establecidas en el centro, aquellos comercios de telas, novedades, regalos y otros objetos.

Las reducidas banquetas de la periferia del mercado “Pedro Sáinz de Baranda” se quedaron cortas para guardar la sana distancia, debido a la gran cantidad de personas que transitaban por ellas, algunas esperando taxi frente al Circuito Baluartes, otras comprando frutas, verduras o cualquier condimento para la comida del día.

El acceso a la principal central de abastos fue más fluido que en días pasados, y es que el semáforo verde dio la confianza a la ciudadanía para dejar el encierro y salir a realizar sus compras. Una fila de gente esperó su turno para recibir un poco de agua con cloro y a que les tomen la temperatura para poder entrar después de la valla.

Los paraderos del transporte público y el parque alameda “Francisco de Paula Toro” fueron claro reflejo del incremento en la movilidad, ya que muchos permanecieron de pie porque no quedó espacio para que esperaran sentados el microbús. Hubo mucha gente, casi la que se tenía antes de la pandemia, pues a no ser por el cubrebocas, se podría decir que el actuar de la ciudadanía fue normal.

En tanto, las plazas comerciales reportaron lento pero constante flujo de visitantes, y muchas familias acudieron acompañadas de sus hijos, ya que el temor al contagio se redujo tras el anuncio del Gobierno Federal de que en Campeche los riesgos han disminuido sensiblemente.

Noticia anterior

Chocan pescadores

Siguiente noticia

Confirman 13 nuevos casos y cero defunciones