Inicio»Local»Fractura en Morena: tiene dos dirigentes

Fractura en Morena: tiene dos dirigentes

0
Compartidos
Google+

A poco más de un mes de iniciar el proceso electoral del 2021 las fracturas internas en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se agravaron, luego de que José Ramón Magaña Martínez rindió protesta como dirigente estatal con el aval de Felipe Rodríguez Aguirre, enviado del Comité  Ejecutivo Nacional (CEN), mientras que Patricia León López lo desconoció y reiteró que sigue siendo secretaria general en funciones de presidenta.

Ayer mismo el pleno del Tribunal Electoral del Estado (TEEC) revocó el resolutivo de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) de Morena, que avala la designación de Magaña Martínez como presidente, e invalidó el acuerdo del 10 de julio de 2020 de su Consejo Político Estatal, en que lo designan dirigente estatal.

Al mediodía, en reunión con militantes y simpatizantes, Magaña Martínez recibió del CEN su nombramiento como dirigente, y llamó a sus detractores a unirse y trabajar para pintar de guinda al Estado. Mostró documentos de la CNHJ y del CEN que validan su cargo desde el primero de septiembre de ese año, tras ser electo por el Consejo Político Estatal.

Al respecto, la secretaria general Patricia León López sostuvo que el nombramiento firmado por el dirigente nacional Alfonso Ramírez Cuéllar no legitima la presidencia de Magaña Martínez, pues falta la validación del Instituto Nacional Electoral (INE), y acusó que es violatorio de la ley y de los estatutos de Morena.

El representante del CEN, Felipe Rodríguez Aguirre, sostuvo que la CNHJ es la Suprema Corte de Justicia interna de Morena, y exigió respetar el resolutivo que valida la dirigencia estatal de Magaña Martínez.

Pese a ello, el TEEC resolvió en sesión pública que la resolución de la CNHJ no cumple su función estatutaria y adolece de fundación y motivación legal, porque la comisión aplicó por analogía un procedimiento equivocado, vulnerando sus derechos político-electorales y los principios de certeza y legalidad.

La autoridad partidista responsable, indicó, debió tramitar su denuncia por un procedimiento sancionador ordinario, pues según su dicho, el acto no se inscribe dentro del proceso electivo de Morena, por lo que ordenó a la CNHJ que en pleno uso de sus facultades y atribuciones, emita un nuevo acuerdo en un plazo máximo de tres días hábiles.

Al término del evento se preguntó a Magaña Martínez si respetará la sentencia del TEEC, que anuló su designación como dirigente estatal de Morena, pero visiblemente enojado huyó cobijado por sus incondicionales.

Noticia anterior

portada

Siguiente noticia

Reconoce Aysa profesionalismo de los doctores