Inicio»Local»Difieren los religiosos

Difieren los religiosos

0
Compartidos
Google+

El sacerdote José Luis Yeh Euán expuso que el Día de Muertos este año será de celebración especial, porque más que nunca se va a recordar a los seres queridos que se han adelantado en la pandemia, y tristemente no se podrá hacer a lo que estamos acostumbrados cada año, debido a esa contingencia.

En el corazón de muchos está muy latente y firme ese deseo por pedir por los difuntos, y sobre todo reconocer que hay una esperanza bonita para la vida eterna, como parte de la región sureste. Con la cultura maya tratamos de hacer un recordatorio del paso de ellos ante nosotros, manifestó.

En Dzitbalché trasmitirán por la noche la llegada de las ánimas que van bajando y trayendo sus velas, que según la leyenda son los restos de los difuntos, acompañado de música autóctona y con altar que tendrá una combinación entre los prehispánico y lo católico. Se transmitirá por redes sociales para evitar aglomeraciones.

Alfonso Durán Moo, presidente de la Comunidad Evangélica de Campeche, señaló que históricamente no creen que los difuntos vuelven a la tierra. La fiesta de los muertos es algo que viene de los antepasados, que en medio de su ignorancia, por no conocer la verdad, adoraban todo lo que les parecía, como el Sol, la Luna y el agua, y entre ello pusieron la adoración a los muertos.

De este sistema de prácticas viene la fiesta de los fieles difuntos. Creemos que una persona que muere, según la Biblia, no vuelve a la tierra. Nada de que pasa ocho días aquí o que un mes, y luego se va. Desde el momento en que una persona fallece se va de esta tierra y no vuelve más. Nosotros no creemos en esa festividad, además de que está relacionada con el paganismo y tiene otros orígenes, explicó.

La Iglesia Católica ha promovido esto desde hace muchos años y la impulsa con la adoración de los muertos, con velas y veladoras, engañando a la gente con que los muertos vienen cada año. Cuando una persona muere su estancia es en la eternidad. Mantener a la gente bajo este engaño se llama tradición, una práctica religiosa basada en el engaño, opinó.

Los llamados fieles difuntos no vuelven, mucho menos vienen a comer lo que se les ponga adelante, y durante la pandemia recomendó que la gente piense en qué gastar su dinero y no despilfarrar el poco que tiene en esta festividad, porque es innecesario.

El anciano de la región maya de los Testigos de Jehová, José del Carmen Canché Chi, resaltó que respetan las creencias en sus tradiciones, pero ellos no comparten ese pensamiento, por lo que prefieren manifestar su amor a sus familias antes de que mueran.

Noticia anterior

Adelantan la visita a los cementerios

Siguiente noticia

Sin decesos, y 11 nuevos casos