Tribuna Campeche

Diario Independiente

Exigen reabrir las guarderías

Da click para más información

Trabajadores de las guarderías del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y padres de familia exigieron el pago oportuno e íntegro de sus sueldos, y la  reapertura de las instalaciones donde atienden a más de 800 niños en la entidad.

En respuesta a la demanda el secretario de Salud, José Luis González Pinzón, reiteró que las guarderías y los planteles educativos de Campeche no cambiarán a modo presencial hasta que los estados vecinos —Yucatán, Tabasco y Quintana Roo— cambien al semáforo epidemiológico verde.

Los manifestantes se agruparon en la glorieta del Pescador frente a la Delegación del IMSS. Encabezados por Juan Candelario Uribe Sierra, presidente de la Asociación Estatal de Guarderías del Estado de Campeche, expresaron que han tenido hasta 30 por ciento de reducción de salario y aún no pueden laborar, pese a que cumplen con todos los estándares para la prevención del Covid-19.

Tampoco se nos ha otorgado el pago oportuno de octubre, y como empresa no tenemos para pagarle a los empleados, pues no hay corresponsabilidad, ni nos han sacado el factor niño, que es el conteo de cuantos hay en la plataforma para que de acuerdo a ello se otorgue el recurso a la guardería, explicó.

La Secretaría de Salud decide la reapertura de nueve guarderías que mantienen una plantilla de 238 trabajadores, las cuales han sido afectadas, porque tienen siete meses sin laborar desde que empezó la pandemia, y además está considerada como actividad esencial de acuerdo al Diario Oficial de la Federación, indicó.

Hemos enviado un oficio al gobernador Carlos Miguel Aysa González, afirmó, para que nos apoye con la reapertura de las guarderías y  prorrogue las licencias y permisos para brindar el servicio que deben de cubrir en enero de cada año.

Sobre la manifestación de trabajadoras de ocho guarderías subrogadas del IMSS, González Pinzón detalló que el pasado nueve de noviembre fue publicado este acuerdo y tiene como finalidad evitar la movilidad y la probabilidad de contagio del Covid-19.

Luego de exhaustivo análisis, narró, se acordó que no se dará luz verde a las actividades presenciales hasta que los estados vecinos también estén en color verde, y alertó que al estar en temporada de influenza las cifras pueden incrementarse, poniendo en peligro no sólo a los adultos, sino también a los menores.