Inicio»Local»Hace falta prevención

Hace falta prevención

0
Compartidos
Google+

El Centro Estatal contra las Adicciones implementó nuevas acciones preventivas, con el fin de prevenir el alcoholismo,  empezando desde la adolescencia mediante la Estrategia Nacional de Prevención de Adicciones (EMPA) “Juntos por la paz”, resaltó García Salazar.

Esa estrategia inició en 2019 con un plan conforme a algunos cambios administrativos en la Comisión Nacional contra las Adicciones. Hace dos meses en el Estado de Campeche se instaló una mesa representativa en la que participan diversas instituciones. El objetivo es enfatizar los programas de prevención más que el de tratamiento.

Los programas de atención médica de la Secretaría de Salud y las Unidades de Especialidades Médicas-Centros de Atención Primaria en Adicciones (Uneme-Capa) del CECA también impulsan estas acciones

Se ha observado que al  75 u  80 por ciento de la población que consume alcohol, no les representa un severo problema todavía. Son personas que apenas empiezan a probar. A este tipo de población y especialmente a los adolescentes está enfocado el programa de tratamiento como para las personas con un problema de adicción, abuso y dependencia, expresó.

El fin es disminuir el estigma de que la persona cree no tener problemas con su forma de beber, sólo por hacerlo durante los fines de semana, y mientras tanto no consulta, y en ese sentido será fundamental contar con el apoyo de los familiares y que el consumidor acepte la ayuda.

Aquí es fundamental la solidaridad y empatía de que cuando se conoce a alguien que está usando alcohol, que lo está necesitando para su desenvoltura social o como parte de la convivencia con amigos, está teniendo un problema de bebidas alcohólicas.

Si bien no es un proceso severo como dependencia o abuso,  tampoco se trata de disminuirlo o menospreciar, porque sí existe un problema, pero no hay que estigmatizarlo como algo malo o negativo, afirmó.

LAS CONSECUENCIAS

Los programas van enfocados en convencer a la persona a que acuda a tratamiento preventivo, se acerque a los psicoterapeutas de las Unemes Capas y a los médicos especialistas para que sepan que el principal elemento para prevenir las adicciones es el conocimiento de las consecuencias.

Lamentablemente quienes enfrentan problemas con el consumo de alcohol, igual pueden estar sujetos a consecuencias físicas. Si se trata de adolescentes, están propensos al deterioro de opciones cognitivas, inteligencia, memoria, racionalización y en procesos mentales hay daño cerebral.

Destacan las consecuencias familiares, económicas, conflictos en la familia, agresividad, oposicionismo y delincuencia. No acuden a la escuela y hay menor rendimiento académico. En las laborales las resacas ocasionan que no rinda y surgen las faltas.

Otros son los problemas judiciales y los accidentes comúnmente  viales por  conducir en estado de ebriedad.

La Conadic señala las consecuencias con la salud. El abuso en el consumo de alcohol se asocia con 64 enfermedades y es el principal factor de riesgo.

Noticia anterior

Aspirantes a gubernatura sacan la cara

Siguiente noticia

Trece contagios y una defunción